El Gobierno de Córdoba (Argentina) restaura la iglesia de San Roque

El Gobierno de Córdoba lleva a cabo una minuciosa puesta en valor para revertir el deterioro y devolver su esplendor a este Monumento Histórico Nacional, cuya construcción data de 1761. Es en el marco del programa “La Provincia recupera el alma de la ciudad”.

Con una vasta tarea integral de recuperación, el Gobierno de la Provincia lleva adelante desde hace cerca de medio año la puesta en valor de la Iglesia San Roque, el templo erigido en 1761 y que se emplaza en el cruce de Obispo Salguero y San Jerónimo, en pleno centro de la Capital de Córdoba.

El presidente de la Agencia Córdoba Turismo, Julio Bañuelos, indicó que los trabajos se enmarcan en el programa denominado “La Provincia recupera el alma de la ciudad”, gracias al cual se han finalizado obras semejantes y que permitieron devolver su esplendor a otros templos de diferentes credos.

Bañuelos señaló que en este caso se trata de una tarea conjunta entre la Comisión Nacional de Monumentos, de Lugares y de Bienes Históricos, con la Comisión Provincial, la Agencia Córdoba Cultura y con Patrimonio de la Municipalidad de Córdoba. “Es un trabajo permanente para ir buscando el mejor camino y restaurar un templo ícono de la ciudad de Córdoba”, dijo.

La Iglesia, declarada Monumento Histórico Nacional en 1941, se hallaba en un avanzado estado de deterioro estructural. Es por ello que en primer lugar se procedió a efectuar obras de consolidación de manera de terminar con las averías, y en especial para contrarrestar las humedades y favorecer el secado de los muros por medio de equipos que invierten la polaridad de las paredes.

Paralelamente se está procediendo a descascarar completamente los revoques sueltos en la fachada, para repararlos con una cal apagada hace cuatro años. Los colores originales se determinan en base a una serie de estudios concretados por el Instituto Nacional de Tecnología Industrial.

“La idea es llegar a diciembre con el exterior pintado, con la iluminación ornamental y una recuperación parcial del interior”, comentó Bañuelos, de modo tal que en la Iglesia vuelva a oficiarse misa aunque sea una vez por semana.

“Era una deuda pendiente. Ya habíamos avanzado en casi todos los templos del centro de la ciudad, la mayoría ligados a la iglesia católica y en algunos de otros credos. Este templo, por su complejidad, lo dejamos para el último”, finalizó el funcionario.

Print Friendly, PDF & Email

También te podría gustar...