El Gobierno de Arabia Saudí permitirá por primera vez que se entierre a ciudadanos no musulmanes en el país

El Gobierno de Arabia Saudí permitirá por primera vez en la historia del país que se entierre a ciudadanos no musulmanes en su territorio tras la publicación de una 'fatwa' (pronunciamiento legal islámico) para permitir esta práctica, según ha informado el diario 'Asharq al Awsat', con sede en Londres.

La decisión llega en respuesta al aumento de las críticas de diversas ONG en torno a algunas prácticas sociales y culturales que se mantienen vigentes en Arabia Saudí, al considerarlas discriminatorias contra la población por motivos de sexo o religión.

Así, el Gobierno ha confirmado que, en caso de que no se pueda transportar el cadáver de una persona no musulmana a su país de origen, las autoridades permitirán que se le entierre en la capital del país, Riad. Arabia Saudí acoge las dos principales localidades sagradas del Islam, La Meca y Medina, por lo que no se permitía el entierro de personas que no profesaran el culto a esta religión.

Hasta ahora, las condiciones para el traslado al extranjero de los finados contemplaban la necesidad de la autorización del Gobierno y la Embajada del país del fallecido, así como el pago de una tasa de 3.000 riales saudíes (alrededor de 610 euros) por el ataúd y el transporte.

Print Friendly, PDF & Email

También te podría gustar...