El Gobierno culpa a Aguirre de «politizar la educación» al promover la objeción a Educación para la Ciudadanía

La vicepresidenta primera del Gobierno, María Teresa Fernández de la Vega, denunció este viernes, al término del Consejo de Ministros, que el Gobierno de la Comunidad de Madrid "está engañando a los padres" por avalar la objeción de conciencia a Educación para la Ciudadanía (EpC), ya que "llama al incumplimiento de una Ley Orgánica, aprobada por el Parlamento".

La vicepresidenta primera del Gobierno, María Teresa Fernández de la Vega, denunció este viernes, al término del Consejo de Ministros, que el Gobierno de la Comunidad de Madrid "está engañando a los padres" por avalar la objeción de conciencia a Educación para la Ciudadanía (EpC), ya que "llama al incumplimiento de una Ley Orgánica, aprobada por el Parlamento".

Para la vicepresidenta, las leyes están para "respetarlas y cumplirlas por encima de todo" y, en este sentido, afirmó que los poderes públicos tienen que "vigilar" este cumplimiento y respeto.

Por ello, lamentó que el Gobierno madrileño está "politizando" y "poniendo en peligro" la educación.

De la Vega apuntó que, desde septiembre de 2007, más de 200.000 alumnos están cursando esta asignatura, con "total normalidad" y "exactamente igual" que en el resto de los países europeos.

Fiesta de la pluralidad 

De la Vega ha hecho también un llamamiento a una participación "masiva" en los comicios generales del próximo domingo, una jornada, ha dicho, que es una "fiesta del respeto, la pluralidad y la convivencia".

En la rueda de prensa posterior al último Consejo de Ministros antes de las próximas elecciones generales, Fernández de la Vega ha querido hacer una breve reflexión sobre los comicios del domingo, que ha definido como una jornada "solemne y a la vez alegre".

Se trata, a su juicio, de uno de los días "grandes de la democracia", una "fiesta del respeto, la pluralidad y la convivencia".

Jornada trascendente 

Un día, ha agregado, en el que los ciudadanos, en el ejercicio de su soberanía, deciden quién les va a gobernar durante los próximos cuatro años y una jornada trascendente, en la que deben participar todos los electores, porque a todos afectará lo que se determine en las urnas.

Para De la Vega, una "democracia de calidad es una democracia participativa", en la que la ciudadanía se implica y ejercita con responsabilidad sus derechos y sus deberes.

Así siempre ha ocurrido en las elecciones en España, ha sentenciado la vicepresidenta primera del Gobierno, a quien no le cabe ninguna duda de que el próximo domingo los españoles acudirán "masivamente a las urnas".

Los ciudadanos, los protagonistas 

Ha explicado también que el Ejecutivo trabaja y espera que la jornada electoral transcurra con tranquilidad, para que sólo los ciudadanos sean "los grandes protagonistas" y en la que "la alta participación vuelva a demostrar el vigor de la democracia española".

Después de recordar que la próxima semana volverá a comparecer ante los medios de comunicación para dar cuenta de los acuerdos del Consejo de Ministros, pero que lo hará como vicepresidenta en funciones, De la Vega ha querido agradecer a los periodistas su dedicación, su profesionalidad y su afecto.

Agradecida también por lo que los profesionales de los medios de comunicación le han enseñado en estos cuatro años, De la Vega ha señalado que ha intentado hacer su trabajo con la "máxima transparencia y veracidad", un cometido que confía haber cumplido.

Print Friendly, PDF & Email

También te podría gustar...