El Gobierno confía en que el debate sobre la nueva ley del aborto sea «sosegado y sin dogmas»

El Vaticano dice estar «entristecido» por la futura norma y pide el «diálogo» antes de su modificación porque «no es una cuestión sólo política»

El cardenal William Joseph Levada, prefecto de la Congregación para la Doctrina de la Fe del Vaticano, ha asegurado hoy estar "entristecido" por el anuncio del Gobierno español de que elaborará una nueva ley sobre el aborto que entrará en vigor a finales de 2009 o principios de 2010. Levada ha pedido al Ejecutivo "diálogo" antes de cambiar la legislación porque el asunto del aborto "no es meramente político", ya que "toca las raíces del género humano". La vicepresidenta primera del Gobierno, María Teresa Fernández de la Vega, ha respondido que la futura norma será fruto del "mayor consenso posible", dentro del marco de la Constitución, tras un "debate complejo", que espera sea a la vez "razonado, sosegado, desde el respeto y sin dogmas ni posiciones preconcebidas".

En la rueda de prensa posterior al Consejo de Ministros, De la Vega ha subrayado que los dos objetivos principales de la nueva ley serán "que las mujeres y los médicos se sientan seguros" y que "quede meridianamente claro en qué condiciones se puede abortar y en cuáles no". La vicepresidenta ha añadido que "si se necesita o no una ley de plazos o de supuestos es algo que deben determinar los expertos y que finalmente decidirán las Cortes". Para ello, ha proseguido, el Ministerio de Igualdad ha constituido un Comité de Expertos y se ha creado una Comisión en el Congreso.

"Tal proyecto me entristece porque es un signo de que la visión de la vida creada, la preciosa dignidad de cada persona que comienza con la concepción, no está en la base de tal proyecto", ha lamentado el cardenal William Joseph Levada, quien se encuentra en Santiago de Compostela para participar en unas jornadas de teología organizadas por la Iglesia Católica.

El prefecto de la Congregación para la Doctrina de la Fe y arzobispo de San Francisco ha opinado que el asunto del aborto "no es meramente político" por lo que "merece diálogo" desde la perspectiva histórica de la vida y la fe, ya que "toca las raíces del género humano". Y ha aludido a la encíclica del Papa Juan Pablo II El evangelio de la vida, donde, según ha explicado, se pueden hallar "muchos puntos para un diálogo" que debería ser "cordial y profundo con mayor atención a toda la historia de la cuestión".

La mujer debe decidir

El jefe de Obstetricia y Ginecología del Hospital Severo Ochoa de Madrid, Javier Martínez Salmeán, uno de los miembros del Comité de Expertos creado por el Gobierno para debatir la reforma del aborto, ha asegurado en la Cadena SER que la decisión de las mujeres debe tenerse en cuenta en las "primeras fases del embarazo" sin la "intervención de otras personas", y combinar esto a su vez con otros sistemas que permitan interrumpir el embarazo fuera de ese periodo de gestación. Martínez Salmeán ha señalado que el objetivo es, valiéndose del derecho y de la experiencia de otros países de nuestro entorno, elaborar una ley "consistente".

Una ley "valiente"

El coordinador general de Izquierda Unida (IU), Gaspar Llamazares, ha reclamado hoy que la nueva ley del aborto suponga la "superación" de la actual legislación, que considera "hipócrita". Ha pedido la aprobación de una norma "de plazos" que deje a la mujer la decisión sobre la interrupción de su embarazo y proteja a los profesionales sanitarios. Desde ERC, su portavoz en el Congreso, Joan Ridao, ha animado al Gobierno de José Luis Rodríguez Zapatero a impulsar una ley del aborto "valiente y progresista" que no se quede en una simple "maniobra de distracción masiva" para desviar la atención sobre la crisis económica y la negociación de la financiación autonómica.

Print Friendly, PDF & Email

También te podría gustar...