El Gobierno cambia de forma limitada y urgente la ley del aborto

El PP presenta una proposición de ley de solo dos artículos que elude los informes y disgusta al sector más conservador del partido

El Gobierno aborda de forma discreta, rápida y limitada la reforma del aborto, tras una legislatura de polémicas sobre este asunto. Lo hace con una proposición de ley breve de solo dos artículos y tres disposiciones presentada hoy por el PP que solo afectará al permiso de los padres a las mujeres de entre 16 y 18 años.

Después de una legislatura de dudas y polémica, que provocó la dimisión de Alberto Ruiz-Gallardon como ministro de Justicia, el Gobierno ha optado por esta fórmula rápida que disgusta a sectores más conservadores del partido. Abandona la reforma global y acepta de forma implícita la ley de plazos o, al menos, renuncia a modificarla. La ley de plazos de 2010 está en vigor, pero pendiente de que el Tribunal Constitucional resuelva el recurso presentado por el PP cuando estaba en la oposición.

La norma elimina el apartado 4 del artículo 13 de la ley del aborto (2/2010/ y cambia la ley de autonomía del paciente para que sea obligatorio el permiso de los padres. En caso de conflicto, según el portavoz del PP, Rafael Hernando, se aplicaría el Código Civil.

Hernando ha asegurado reiteradamente en rueda de prensa en el Congreso que no puede haber discrepancia porque se cumple estrictamente el programa del PP. Ese punto del programa es tan ambiguo como que fue invocado durante meses por el Gobierno para sustentar la sustitución de la ley de plazos por una de supuestos restringida.

El portavoz del PP ha dejado en manos del Constitucional el futuro de la ley de plazos.

El Gobierno intentó cambiar la ley a través del plan de familia, pero recibió el varapalo del Consejo de Estado por querer cambiar una ley orgánica con una ordinaria y ahora usa la fórmula de la proposición de ley del PP, muy poco habitual y usada con polémica para eliminar la justicia universal o reformar la legislación antiterrorista.

De esta forma se elude el trámite de informes técnicos y solo se hace obligatorio el consentimiento de los padres para menores que quieran abortar. La actual ley tuvo apoyo de PSOE, UPyD, IU, PNV y convergencia que, de esa forma, apoyaron el conjunto de la norma incluyendo lo relativo a las menores. Solo Unió era partidaria de reformar la ley que ahora puede ser cambiada solo con los votos del PP.

Print Friendly, PDF & Email

También te podría gustar...