El Gobierno blinda las inmatriculaciones de la Iglesia y defrauda a miles de ciudadanos

Recuperando estudia acciones administrativas para defender el derecho ciudadano a la información pública

Más de una veintena de colectivos ciudadanos, agrupados en la Coordinadora Recuperando, han mostrado hoy su sorpresa e indignación por la decisión del Gobierno de Pedro Sánchez de pleitear contra el Consejo de Transparencia, que el pasado septiembre instó a la publicación del listado de las casi 35.000 inmatriculaciones que la Iglesia inscribió a su nombre de forma irregular entre 1998 y 2015.

Con esta inexplicable medida, el Ejecutivo busca blindar, de facto, uno de los privilegios de la Iglesia católica gracias al cual los obispos han registrado decenas de miles de bienes, entre ellos la Mezquita de Córdoba o la Giralda de Sevilla, con su única autocertificación y sin aportar títulos de propiedad. Pedro Sánchez actúa, de forma inaudita, contra las decisiones de su propio partido, que en 2017 aprobó una proposición no de ley en el Congreso de los Diputados instando al Gobierno a publicar la lista de inmatriculaciones. Asimismo acaba de incluir en su programa electoral la recuperación de los bienes de dominio público inscritos por la Iglesia.

Este giro insólito del Gobierno evidencia, en opinión de Recuperando, que Pedro Sánchez está utilizando el escándalo de las inmatriculaciones como moneda de cambio para negociaciones inconfesables y en la sombra con la jerarquía católica.

Para la coordinadora ciudadana, ni la nulidad de las inmatriculaciones ni la naturaleza de los bienes de dominio público son asuntos negociables porque ambas atentan contra la legalidad constitucional.

Recuperando estudiará las vías legales o administrativas que tiene a su disposición para reclamar la publicación del listado completo de inscripciones, tal como determinó el Consejo de Transparencia y Buen Gobierno, en virtud de las leyes que garantizan el derecho al acceso a la información pública. Además de miles de bienes de interés cultural, la Iglesia ha inmatriculado igualmente infinidad  de huertos, viviendas, casas parroquiales, cocheras, cementerios e incluso plazas públicas.

La publicación del listado permitiría a los ayuntamientos conocer el volumen real de lo expoliado y reclamar bienes que han sido históricamente de su dominio.

Recuperando celebró el pasado 16 de noviembre en Sevilla su IV Asamblea Estatal con la asistencia de casi un centenar de representantes ciudadanos de diez comunidades autónomas. Según los cálculos de la organización, los bienes inmatriculados por la Iglesia católica podrían ascender a más de 100.000 desde el año 1946.

Print Friendly, PDF & Email

También te podría gustar...