El Gobierno aprueba hoy la ley que permite las bodas y divorcios ante notario

usticia alega que ayudará a descongestionar los juzgados. Niega que se avance a la privatización, aunque los jueces no cobran arancel y los notarios sí.

El Consejo de Ministros (PP) ha aprobado este jueves el anteproyecto de Ley de Jurisdicción Voluntaria, que permitirá a notarios y registradores mercantiles celebrar bodas y resolver divorcios de mutuo acuerdo, siempre y cuando no existan menores en el matrimonio. Para ello, habrá que pagar un arancel de 95 euros. La ley, que había sido anunciada por el Gobierno hace un año, mantiene la posibilidad de casarse en el Registro Civil, de forma gratuita, y ante un alcalde o concejal (gratis o no, según los Ayuntamientos).

"El matrimonio podrá tramitarse ante notario para agilizar las listas del Registro Civil", ha señalado el ministro de Justicia, Alberto Ruiz Gallardón, durante la rueda de prensa posterior al Consejo de Ministros. "En los casos en los que no haya menores o personas con capacidad jurídica completada —los antiguos incapaces—y siempre que sea de mutuo acuerdo, el divorcio también podrá tramitarse ante un notario", ha apuntado el político popular. Según ha referido, en la práctica actual, los divorcios de mutuo acuerdo y sin hijos se convierten en el juzgado en meras de "validaciones de convenio" cuya tramitación por las notarías permitirá descongestionar las sedes.

Gallardón ha descartado que el arancel de 95 euros suponga una privatización soterrada de estos servicios."El hecho de que un servicio esté sujeto a precio público son decisiones de carácter político que en ningún caso le quitan a ese servicio la condición de público", ha expresado el ministro de Justicia. Gallardón ha recordado que desde que  los matrimonios podían ser autorizados por los alcaldes, los Ayuntamientos ya podían poner un precio público, por lo que, afirma, no hay cambio en este aspecto. "Además, los 95 euros están muy por debajo del precio público que fijan muchos Ayuntamientos", ha sostenido.

Cuando en febrero de 2012 el ministro de Justicia anunció la intención de modificar la Ley de Jurisdicción Voluntaria, se preveía que los divorcios pudieran realizarse ante notario también aunque existieran hijos menores. Este extremo ha sido desechado finalmente, ya que, como ha recordado Gallardón, cuando hay menores en un proceso de separación, el Ministerio Fiscal es el encargado de velar por el interés de este y lo hace en sede judicial.

La Ley de Jurisdicción Voluntaria delega también en notarios y registradores buena parte de los procedimientos no contenciosos (generalmente, sin conflicto entre partes) que ahora se resuelven en los juzgados: asuntos relacionados con herencias y testamentos, por ejemplo.

Gallardón ministro Justicia

Alberto Ruiz Gallardón, la semana pasada en Madrid. / Zipi (EFE)

Archivos de imagen relacionados

  • Gallardón ministro Justicia PP 2013
Print Friendly, PDF & Email

También te podría gustar...