El Gobierno aprobará hoy la reforma educativa 14 meses después de iniciarla

Las cuestiones más polémicas son la financiación, el recorte de las materias artísticas y la religión

Después de que en el primer curso de la legislatura hayan avanzado lentamente los proyectos educativos del Gobierno, el Consejo de Ministros tiene previsto dar luz verde hoy al proyecto de Ley Orgánica de Educación para remitirlo al Congreso. El Gobierno ha concluido la propuesta de reforma de la enseñanza no universitaria 14 meses después de iniciarla con la paralización parcial de la Ley Orgánica de Calidad de la Educación (LOCE), en mayo de 2004. Para el PP, la reforma "no garantiza una educación de calidad, en libertad y equidad, ni responde a criterios de igualdad de oportunidades".

La LOE derogará tres de las cuatro leyes educativas vigentes: la LOCE (aprobada en el año 2000, cuando gobernaba el PP), la Ley Orgánica de Ordenación General del Sistema Educativo (LOGSE, de 1990) y la que regula la participación y gobierno de los centros (LOPEG, 1995). La propuesta legislativa irá acompañada de una memoria económica, que también se enviará a las Cortes, según compromiso del Ministerio de Educación y Ciencia (MEC). El proyecto se basa en el borrador que la ministra de Educación, María Jesús San Segundo, presentó el 31 de marzo pasado, con modificaciones posteriores basadas en sugerencias de las comunidades autónomas, el Consejo Escolar del Estado y otros Ministerios, que "no varían el sentido de la norma", según fuentes gubernamentales.

Evaluaciones de diagnóstico

Por último, el Consejo de Estado ha dictaminado la constitucionalidad del texto. Acompañada desde el primer momento de controversia política y división de opiniones en la comunidad educativa, la reforma incorpora una nueva área de enseñanza, Educación para la Ciudadanía, cuyos contenidos se impartirán en Primaria y Secundaria. La religión confesional será voluntaria para los alumnos, pero sus notas no contarán para la promoción de curso, la concesión de becas y el acceso a la Universidad. Con el fin de garantizar el equilibrio en la distribución de los estudiantes con necesidad específica de apoyo educativo, las administraciones establecerán "la proporción de alumnos de estas características que deban ser escolarizados en cada uno de los centros públicos y concertados".

La repetición de curso se mantiene, una vez en Primaria y dos en Secundaria. Los alumnos pasarán al nivel siguiente si suspenden una o dos asignaturas; si son tres, el claustro de profesores decidirá, y repetirán curso si son más. En Secundaria Obligatoria, los centros arbitrarán métodos que tengan en cuanta los diferentes ritmos de aprendizaje. En la definición básica del currículo, se incluirán diversificaciones desde tercero para los alumnos que lo requieran tras la oportuna evaluación. Al terminar el segundo ciclo de Primaria y el segundo curso de Secundaria Obligatoria, SE realizará una evaluación de diagnóstico de las competencias básicas de sus alumnos.

En el acceso a la Universidad, habrá de superarse una única prueba homologada para, junto a las calificaciones de Bachillerato, valorar la madurez académica. El Ministerio mantenía también la redacción de otro asunto polémico, que los aspectos básicos del currículo, aquellos corresponde fijar al Gobierno, "no requerirán más" del 55 ni del 65%, según se trate de comunidades con lengua cooficial o no.

Los puntos más polémicos de la ley son:

Financiación: Los dos grandes problemas del sistema educativo, que están interrelacionados y tienen a su vez ramificaciones, son el equilibrio entre la financiación de la educación pública y concertada y entre la admisión de alumnos en las dos redes educativas. La financiación del sistema es insuficiente a todas luces según todos los colectivos educativos. El gasto público en España en Educación representa el 4,4% del PIB, según datos de 2004. Hace 12 años, en 1993, este porcentaje era del 4,9%. El gasto público medio de los países de la UE en Educación es del 5,1% de su PIB.

El cobro en concertada: La LOE prohíbe a los centros privados concertados de cobrar obligatoriamente a las familias a través de las asociaciones de padres o de fundaciones. Estas fórmulas son adoptadas por numerosos centros concertados para completar la financiación pública que reciben. Las patronales de la educación concertada no reconocen estos cobros ya que aseguran que se trata de pagos voluntarios de las familias, pero a la vez llevan años reivindicando una revisión de los conciertos para aumentar su cuantía. El problema es que cada plaza concertada se financia por la Administración a menor coste que la pública y esto no es suficiente para mantener los colegios, según la queja de este sector. Por otro lado, estos cobros hacen que se produzca una selección indirecta por razones socioeconómicas de los alumnos.

Recorte de asignaturas: La presión de los colectivos que defienden mayor presencia de la filosofía en el bachillerato ha surtido su efecto. El ministerio ha vuelto de poner Historia de la Filosofía en 2º de bachillerato (que se había quitado), así como la Ética en 4º de ESO, que se llamará Educación Ético-cívica. También mantiene la filosofía en 1º de bachillerato, como Filosofía y Ciudadanía. Sin embargo, ha mantenido la reducción de la Educación Plástica y Visual y de la Música a uno de los tres primeros cursos de la ESO (ahora se imparten en los tres). La mayoría de los estudios y de los currículos de los países europeos incluyen educación artística, plástica, musical o dramática a esas edades (entre los 12 y los 15 años). La LOE también deja la Tecnología en sólo uno de esos tres cursos.

Enseñanza de la religión: El cambio propuesto por el Gobierno en la materia de Religión y en su alternativa básicamente vuelve a apostar por la situación actual, establecida por los socialistas en la ley de 1990: una materia de Religión confesional evaluable (excepto en 1º de bachillerato) pero con alternativas variadas no evaluables.

No habrá reunión con los obispos

El Ministerio de Educación y la Conferencia Episcopal Española han suspendido la reunión que tenían previsto celebrar esta mañana para abordar el papel de la asignatura de religión en la escuela. Según fuentes tanto de la jerarquía católica española como del ministerio, el encuentro ha sido desconvocado sin que se haya fijado una nueva fecha. Ambas instituciones se reunieron por última vez el pasado 23 de junio, cuando se constituyó la Comisión Mixta Iglesia-Estado sobre cuestiones de educación

Print Friendly, PDF & Email

También te podría gustar...