El Gobierno aplaza el controvertido reparto de la casilla social del IRPF

Las oenegés de ámbito autonómico o local aún podrán optar este año a las ayudas La Generalitat pide asumir la gestión del 50% de los fondos que recauda Catalunya

Una rectificación a medias. Ese fue el regusto que dejó ayer el anuncio hecho por la ministra de Educación, Política Social y Deporte, Mercedes Cabrera, de retrasar un año, hasta el 2010, la aplicación de la polémica orden según la cual solo aquellas oenegés que presenten proyectos de ámbito español podrán recibir fondos recaudados con la casilla del 0,7% del Impuesto de la Renta de las personas Físicas (IRPF). Cuando fue anunciada, el 16 de febrero, la iniciativa generó el rechazo de muchas entidades catalanas, pues implica que las que solo actúan en Catalunya se quedarán sin dichas ayudas.
Este aplazamiento supone que este año las entidades catalanas que trabajen exclusivamente en un ámbito autonómico o local todavía podrán optar a los fondos recaudados mediante la casilla del 0,7% del IRPF. Además, el paquete de ayudas ha crecido del 0,52% del 2008 al 0,7%, con lo que el montante asciende a 190 millones, el 41% más.

PLAZO PARA ADAPTARSE
La ministra aseguró que la aplicación de la medida se ha aplazado para "dar cabida a las oenegés de ámbito local o autonómico que por el motivo que sea no tengan tiempo de adaptarse a las novedades de esta orden". El Ejecutivo lo plantea como un tiempo extra que ofrece a las organizaciones no gubernamentales para que se adecuen a la norma y se unan a entidades de otras autonomías.
La Generalitat no lo ve así en absoluto. Para la consellera de Acció Social, Carme Capdevila, la moratoria hasta el 2010 "permite volver al punto de partida en que todas las oenegés podían optar a esos fondos". "Lo que debemos hacer es utilizar este año para renegociar el modelo de gestión de esos fondos sociales del IRPF", explicó Capdevila, quien apostó por pasar del actual modelo centralizado a otro territorial donde las comunidades participen en la administración de dicho dinero.
En la pasada reunión entre la Generalitat y el Gobierno, Capdevila planteó a la ministra de Administraciones Públicas, Elena Salgado, que el Govern gestione el 50% de los fondos del 0,7% recaudados en Catalunya. De hecho, desde hace tres semanas, los diputados del PSC en el Congreso negocian con el PSOE una reforma para adecuarla al Estatut.

40 MILLONES PARA EL 2009
Ese 50% es el que también se pide desde la Taula del Tercer Sector, que agrupa a unas 3.000 entidades catalanas. Carles Barba, el presidente de esta organización, solicitó ayer al Gobierno que, para este 2009, teniendo en cuenta su población, sus índices de pobreza e inmigración y el hecho de que es la autonomía donde más contribuyentes han marcado la casilla del 0,7%, conceda a Catalunya entre 40 y 50 millones de euros de esos fondos, y no los 17 del 2008.

Print Friendly, PDF & Email

También te podría gustar...