El Gobierno aparca la Ley de Libertad Religiosa

La norma no lograría la mayoría necesaria para ser aprobada

Papa ZPDesde que el gobierno socialista en 2008 anunciara su intención de revisar dicha ley, tanto la Iglesia como la derecha política y mediática se han mostrado muy beligerantes contra el proyecto. Por esta razón, la mayor parte del Ejecutivo no ve factible que, en caso de que se inicie la tramitación de la nueva norma, ésta finalmente pueda salir aprobada del Parlamento.

“Es probable que no contentase a nadie”
En referencia a dicha ley, desde Moncloa admitieron también que el documento actual es bastante "pacato", de forma que es probable que "despertara demasiados recelos a izquierda y derecha, y no contentase finalmente a nadie".

No se descarta que se reactive su tramitación
No obstante, según Público, fuentes del Ejecutivo no descartan que José Luis Rodríguez Zapatero decida en el último momento reactivar la tramitación de la ley como un gesto que, al final de la legislatura, pudiera movilizar el voto de izquierdas. A pesar de esto, la mayoría de la cúpula socialista cree que "no es el momento" de iniciar el debate sobre la libertad religiosa porque "no hay ambiente" y porque se corre el riesgo de provocar tensiones en la opinión pública.

El último borrador
Para elaborar el nuevo texto de la ley, el Gobierno creó un grupo de trabajo que ha venido reuniéndose hasta marzo. El último borrador recoge la "neutralidad religiosa del Estado" para evitar que cualquier acción de las administraciones públicas pueda interpretarse como un apoyo hacia una u otra confesión religiosa. Asimismo, el texto también contempla un apartado sobre los símbolos religiosos, en dónde dicen que deberán ser retirados de los edificios públicos.

El papel de los cargos públicos
Respecto a la actuación de las autoridades, el texto redactado en febrero supedita la participación de los cargos públicos en actos religiosos a que esta se haga sin discriminación de confesiones. Así, si un alcalde decide desfilar en una procesión durante la Semana Santa católica, debería también participar en el ayuno islámico del Ramadán o en el Jánuca judío en el caso de que estas confesiones le cursaran una invitación.

Una reforma rechazada por el PP
En mayo de 2008 el Gobierno socialista anunció su intención de revisar dicha ley para “avanzar en la condición de laicidad que la Constitución otorga al Estado”, dijo entonces María Teresa De la Vega. Sin embargo, en 2006, ERC ya lanzó una medida de revisión que fue rechazada por el PP. Su responsable de Justicia, Federico Trillo, llegó a decir que la nueva ley podía ser un “pretexto” contra creencias como la católica.

Archivos de imagen relacionados

  • PapaZP
Print Friendly, PDF & Email

También te podría gustar...