El gobernador y el alcalde de Cusco (Perú) en los actos religiosos en honor a la Virgen del Carmen

La ciudad de Paucartambo, región Cusco, fue centro nuevamente de la fe y alegría al recordarse ayer 34 años de la coronación de la milagrosa imagen de la Virgen del Carmen de esta localidad por Santo Padre Juan Pablo II.

Pobladores y devotos salieron a las calles de Paucartambo para celebrar acontecimiento.

Aquella actividad fue quizás la más importante para Cusco, por la representación de la mamacha Carmen que aguardan varias provincias de esta región y el esfuerzo de los feligreses en el traslado de la imagen a la ciudad del Cusco y luego a la explanada de Sacsayhuamán.

Fue en este parque arqueológico donde el Papa ante miles de cusqueños y fieles católicos le puso la bella corona; aquel 3 de febrero de 1985 quedó en el recuerdo, y, para los paucartambinos y paucartambinistas es motivo de celebración con diversas actividades.

Una serenata con fuegos artificiales se apreció en la víspera y ayer domingo una misa en la Iglesia Colonial Nuestra Señora Del Rosario, en la que participaron las diversas cuadrillas. Posteriormente la mamita salió en procesión para bendecir a su pueblo.

A su paso se detuvo para recibir los agradecimientos de la ciudadanía y peticiones de autoridades regionales, luego se desplazó por coloridas alfombras.

La fiesta de la Virgen del Carmen de Paucartambo es una de las más importantes de Cusco.

La celebración de la misa estuvo a cargo de monseñor Richard Alarcón Urrutia, arzobispo de Cusco, quien en su mensaje pidió defender la familia y mantener nuestra fe no obstante consideró que recordar a nuestra señora cada año es importante.

“Cada sitio tiene una imagen emblemática de devoción a la virgen, entonces el Papa hace las coronaciones; el año pasado el Papa Francisco coronó a la Virgen de La Puerta en Trujillo. Nunca debemos olvidar la coronación, sino que cada año debe crecer esta devoción, y eso es un tesoro muy grande eso sostiene nuestra fe en el pueblo frente a tantos problemas”, expresó el arzobispo a la Agencia Andina.

A esta cita acompañaron el gobernador Regional Jean Paul Benavente y el alcalde de Cusco Víctor Boluarte, incluso éste último recordó las acciones de su padre que fue alcalde de Paucartambo y presidente del comité de traslado de la imagen en aquella época.

“A escala nacional e internacional la coronación es importante, aquella vez se mencionó que se recuerde con una procesión y de cariño se hace así”, señalaba el burgomaestre después recordó que el viaje fue sacrificado pese al adversidad del clima”, concluyó.

Print Friendly, PDF & Email

También te podría gustar...