El gobernador, el alcalde y autoridades militares de Punta Arenas presiden el desfile del Día de la Oración por Chile

En el último día de septiembre, las Fuerzas Armadas y las parroquias, comunidades, colegios y movimientos católicos del país y de Punta Arenas celebraron ayer el Día de Oración por Chile.

Las bajas temperaturas, de la capital magallánica no impidieron que el tradicional desfile se desarrollara con total normalidad en la Plaza Benjamín Muñoz Gamero, donde también se le rindió un sentido homenaje a la Virgen del Carmen, patrona de Chile.

Fueron más de doce mil feligreses que participaron en esta majestuosa actividad, que tuvo como autoridad máxima al obispo de Magallanes, Bernardo Bastres, acompañado del gobernador Nicolás Cogler, el alcalde Claudio Radonich y las principales autoridades de las instituciones castrenses.

Al comenzar la actividad, más de cincuenta bailarines del Club de Cueca Nuestra Pasión realizaron el tradicional esquinazo para rendir homenaje a la Virgen del Carmen y posteriormente dar inicio al desfile.

Al inicio de la ceremonia, todas las parroquias, comunidades e instituciones escolares portaron un pañuelo blanco agitaron sus pañuelos blancos en señal de saludo, al momento de pasar frente a la imagen de la Virgen.

Por su parte, el obispo, Bernardo Bastres en su discurso inicial indicó que los tiempos que está viviendo la Iglesia Católica son sumamente complicados indicando que “reconocemos nuestros errores, tal vez fuimos negligentes en nuestra función, así que le pedimos perdón a ella (la Virgen) y a la Patria. Al final hice una oración por las víctimas de abuso sexual, plegaria que presentamos a la Virgen del Carmen”.

En ese mismo sentido, el alcalde de Punta Arenas Claudio Radonich, reconoció que el desfile es uno de los más bellos que se realiza en la ciudad, sobre todo por ser una hermosa tradición de Punta Arenas.

Print Friendly, PDF & Email

También te podría gustar...