El gobernador de Salta (Argentina) en las celebraciones religiosas en honor al Señor y Virgen del Milagro en la catedral

En el marco de la fiesta en honor al Señor y Virgen del Milagro, hoy comenzó el primer día del Solemne Triduo de Pontificales.

El gobernador de la provincia fue acompañado de su esposa, Isabel Macedo.

La misa fue concelebrada por obispos de distintas partes del país, junto al arzobispo de Salta Monseñor Mario Antonio Cargnello.

La misma comenzó a las 10 de la mañana en la Catedral Basílica y se desarrolló con la participación de cientos de fieles y peregrinos.

La homilía estuvo a cargo del presidente de la Conferencia Episcopal y obispo de San Isidro, monseñor Oscar Ojea, quien dijo: «Es necesario  ponernos bajo la mirada maternal de María y su rostro amoroso, en los momentos difíciles por los que atraviesa nuestra Patria».

«Hoy podemos poner bajo la mirada de la Madre del Milagro nuestras sombras, preocupaciones, desaliento, cansancio y angustias y para rogarle que podamos vencer las enemistades entre los argentinos», agregó.

Cuando finalizó la misa, el gobernador Urtubey dialogó con los medios y se mostró muy alegre por haber podido compartir el Triduo con los salteños y peregrinos.

Además, sostuvo que el Señor y la Virgen del Milagro «son nuestra fortaleza en medio de la adversidad» y expresó que esta festividad tiene que ver con la cultura salteña.

Print Friendly, PDF & Email

También te podría gustar...