Asóciate
Participa

¿Quieres participar?

Estas son algunas maneras para colaborar con el movimiento laicista:

  1. Difundiendo nuestras campañas.
  2. Asociándote a Europa Laica.
  3. Compartiendo contenido relevante.
  4. Formando parte de la red de observadores.
  5. Colaborando económicamente.

El gobernador de Oklahoma firma una ley que prohíbe el aborto desde el momento de la fecundación

La mayoría de los estadounidenses (61%) apoyan que el aborto sea legal, solo el 8% consideran que debe ser ilegal, mientras que el 29% cree que debe ser ilegal salvo en unos supuestos limitados

El gobernador del estado de Oklahoma, Kevin Stitt, ha firmado este miércoles una ley que prohíbe el aborto desde el momento de la fecundación, convirtiendo a este estado en el más restrictivo en cuanto a la interrupción voluntaria del embarazo en Estados Unidos.

Las únicas excepciones en la ley de Oklahoma, una legislación aprobada el pasado viernes en una votación con 73 votos a favor y 16 en contra, son para salvar la vida de la mujer embarazada o en caso de una violación o incesto denunciadas a la Policía, según informa Europa Press.

Aunque el proyecto de ley considera que un embarazo comienza con la fecundación y no con la implantación, no se restringe el uso de formas de anticoncepción que evitan que un óvulo fertilizado se implante en el útero, según ha recogido la cadena CNN.

Desde el momento en que la vida comienza en la concepción es cuando tenemos la responsabilidad como seres humanos de hacer todo lo posible para proteger la vida de ese bebé y la vida de la madre“, ha dicho Stitt, tal y como ha informado la citada cadena.

El estado de Oklahoma dio su aprobación final a principios de abril a este proyecto de ley que prohíbe casi de forma total el aborto en una serie de medidas que buscan castigar a los proveedores de estos servicios, tanto con demandas por parte de ciudadanos privados como incluso con penas de prisión.

Inspirados por la norma de Texas, ratificada por el Tribunal Supremo en septiembre de 2021, son varios los estados controlados por los republicanos en los que se han presentado textos similares que prohíben o limitan el derecho al aborto.

La Casa Blanca ya denunció la semana pasada que la ley adopta “el absurdo plan de Texas de permitir que los ciudadanos particulares demanden a sus vecinos por prestar servicios de salud reproductiva y ayudar a las mujeres a ejercer sus derechos constitucionales“.

“Están empezando con los derechos reproductivos, pero el pueblo estadounidense debe saber que otros derechos fundamentales, incluyendo el derecho a la anticoncepción y la igualdad matrimonial, están en riesgo“, agregó en un comunicado.

Tras la filtración de un borrador del Tribunal Supremo que revertía, de forma no oficial, el histórico fallo de “Roe versus Wade”, un texto de 1973 que implica el reconocimiento del derecho al aborto a nivel federal, miles de manifestantes se concentraron en distintas ciudades de Estados Unidos para protestar en contra.

La mayoría de los estadounidenses (61%) apoyan que el aborto sea legal, según un macroestudio del Pew Research Center realizado en marzo. Solo el 8% consideran que debe ser ilegal, mientras que el 29% cree que debe ser ilegal salvo en unos supuestos limitados.

Total
2
Shares
Artículos relacionados
Total
2
Share