El gobernador de Coahuila (México) niega persecución al obispo Vera, que finalmente acude a declarar sobre curas pederastas

El gobernador Rubén Moreira indicó que no hay represalias contra el obispo Raúl Vera por denunciar ante La Haya el caso Coahuila.

Indicó que el citatorio de la Procuraduría de Coahuila se debe a la denuncia pendiente por casos de pederastas y pidió que dé a conocer los nombres de los sacerdotes.

«A él no se le acusa de pederasta, se le pide que diga lo que sabe», dijo Moreira entrevista.

Moreira indicó que Raúl Vera Fue quien declaró en 2014 que había tres sacerdotes que sostuvieron relaciones sexuales con menores, por ello indicó que debe esclarecer el tema y señalar a quien cometió este delito para que no haya riesgo de que se repitan.

«Él fue el que dijo en un sermón o comunicado que conocía casos de pederastia de personal que está bajo sus órdenes y él tiene la responsabilidad de decir quién es… yo creo que esto es un tema y lo otro (denuncia en La Haya) es otra cosa, si no también levantaría suspicacia que lo otro sea al revés», dijo Moreira.

Fue el 27 de julio que la diócesis de Saltillo emitió un boletín de prensa en donde informaba que tras denuncia en La Haya, por crímenes de lesa humanidad en Coahuila, el obispo de Saltillo, Raúl Vera, fue citado en la Procuraduría para declarar por casos de pederastia.

La diócesis de Saltillo negó que existiera una acusación sobre delitos sexuales, donde se involucre a miembros de su congregación.

Asimismo, la diócesis informó que los procesos de abusos contra menores que la diócesis llevó ante el Vaticano ya concluyeron y los involucrados quedaron fuera del sacerdocio.

Acude a declarar ante la Procaduría, aunque no rebela los datos de los curas pederastas

El obispo de Saltillo, Raúl Vera notificó que hoy por la mañana acudió a declarar ante el Ministerio Público, por los dos casos de pederastia que están siendo investigados por la PGJE desde el 2014.

‘’Yo ya fui a declarar. La autoridad tiene lo que yo declaré y ahora está en su derecho de llevar las cosas como las quiera llevar. Es una averiguación previa’’, dijo.

Después de haber cumplido con una declaración que se llevó a cabo en tres horas, el Obispo explicó que los cuestionamientos de la autoridad, fueron para hacer una conclusión de las diferencias entre el derecho canónico y un proceso civil como el que se lleva a cabo en esta investigación que específicamente incluye a los casos denunciados por la Diócesis de Saltillo, y no al de Piedras Negras.

‘’Los dos sacerdotes ya fueron cesados. Este es un proceso civil que a mí no me toca llevar’’, agregó.

También mencionó que el cuestionamiento no fue necesariamente para revelar los nombres de los implicados, sino para complementar la declaración rendida durante el 2014, cuando se dieron a conocer ante la opinión pública.

Aunque no aclaró si los casos se presentaron específicamente a Saltillo y no al territorio que ocupa la Diócesis que lleva el nombre de la ciudad, el Obispo reiteró que esos son los únicos dos casos que él conoce sobre esta problemática, a pesar que algunos activistas saltillenses han señalado en constantes ocasiones que podrían ser cientos de víctimas. «Pregúntenle a los activistas, no me pregunten a mí. Son esos dos casos de los que tengo conocimiento», señaló.

Después de que no asistiera a su primer citatorio, al fin el sacerdote acudió hoy ha dar su testimonio

Tras el escándalo que esta sacudiendo a la ciudad de Saltillo, a causa de que se han denunciado casos de abuso sexual a menores por parte de tres sacerdotes presuntamente pederastas saltillenses, la Procuraduría General de Justicia del Estado, citó al obispo de la ciudad, Raúl Vera, con la finalidad de que rindiera una declaración testimonial.

Sin embargo, a la primer cita que tenía programada, no acudió el sacerdote, situación que causó controversia en los medios locales y en la población.

Hasta el día de hoy jueves 3 de julio, el cura Raúl Vera, asistió a las instalaciones de la Procuraduría General de Justicia a declarar su testimonio previo a las acusaciones que existen contra 3 sacerdotes.

La audiencia tuvo una duración máxima de 3 horas u durante la sesión el cura explicó a la autoridad que los padres acusados por presunta pederastia, ya no pertenecen a la Diócesis.

Fuente: El Siglo     Debate      Vanguardia

Print Friendly, PDF & Email

También te podría gustar...