Asóciate
Participa

¿Quieres participar?

Estas son algunas maneras para colaborar con el movimiento laicista:

  1. Difundiendo nuestras campañas.
  2. Asociándote a Europa Laica.
  3. Compartiendo contenido relevante.
  4. Formando parte de la red de observadores.
  5. Colaborando económicamente.

El fuego calcina la mezquita de Joplin, que ya sufrió un incendio

El fuego ha calcinado por completo la mezquita de Joplin, en el suroeste de Misouri. Se trata del segundo incendio que sufre el templo en poco más de un mes. Las autoridades, que todavía están indagando la autoría del primero, que fue provocado, están investigando las posibles causas del que se originó en la madrugada del lunes. El suceso ha tenido lugar un día después de la matanza en el templo sij de Winsconsin -una religión que en Estados Unidos muchos confunden con la musulmana- y 24 horas antes de que otra mezquita de Providence (Rhode Island) fuera objeto de actos de vandalismo. Estos episodios han acaecido en pleno Ramadán.

Un portavoz del FBI ha indicado, en declaraciones recogidas por la cadena CNN, que están trabajando sobre el terreno para “determinar el origen de este nuevo incendio en la mezquita de Joplin”. La agencia federal es la encargada, junto a la Oficina de Alcohol, Tabaco y Armas de Fuego y el Sheriff del Condado de Jasper de investigar el fuego que se originó en el mismo lugar el pasado 4 de julio. Entonces, las cámaras de seguridad grabaron a un sospechoso y el FBI ha ofrecido una recompensa de 15.000 dólares (unos 12.000 euros) a quien pueda aportar información sobre su identidad. Sin embargo, en este nuevo caso no existe ninguna pista audiovisual ya que, esta vez, las cámaras han sido pasto de las llamas.

El FBI no es la única entidad en ofrecer dinero a cambio de datos. El mismo lunes, el Consejo para las Relaciones Islámico-Americanas (CAIR), la organización islámica más importante de Estados Unidos, ofreció 10.000 dólares a quien contribuyera a esclarecer las causas del segundo incendio. “Si se demuestra que se trata de un ataque motivado por el odio racial, se trataría de uno de los más graves sufridos por la comunidad musulmana en Joplin”, ha explicado en conversación telefónica Ibrahim Hooper, director nacional de Comunicaciones de CAIR.

A raíz del ataque del 4 de julio, la Sociedad Islámica de Joplin, cuya sede se encontraba en la desaparecida mezquita, pidió protección a las autoridades para prevenir nuevas agresiones xenófobas, ha indicado Hooper. Desde que la agrupación se constituyera en 2007, ha sufrido otros actos hostiles. En 2008, el FBI abrió una investigación a raíz de la quema de uno de los símbolos musulmanes que se encontraba fuera del templo. Como con el primer incendio en julio, el caso sigue sin resolver.

Rechazo a las mezquitas en EE UU

El de Joplin no es el único caso en el que una mezquita sufre actos vandálicos. El incendio del templo de la ciudad de Misouri se produce cuatro días antes de que abra sus puertas la mezquita de Murfreesboro, en Tennessee, tras dos años en los que sus promotores han tenido que lidiar con la oposición de buena parte de sus vecinos, ataques y batallas legales por conseguir una licencia de apertura y ocupación que, por fin, les fue concedida este martes.

La controversia se originó en 2010, cuando se aprobó un proyecto para la expansión del santuario musulmán. Desde entonces, la construcción ha sido objeto de continuos sabotajes para dilatar su finalización, incluido un incendio provocado ese mismo año, además de múltiples pintadas con la frase No sois bienvenidos escrita en con spray. Un individuo de Texas está acusado de haber amenazado en 2011 con la colocación de una bomba en el lugar, coincidiendo con el aniversario de los atentados del 11-S.

El anunció de la construcción de una mezquita en la zona cero de Nueva York también suscitó la oposición de muchos ciudadanos y de grupos relacionados con el Tea Party. Hooper sostiene que no puede hablarse de un odio generalizado de la sociedad de Estados Unidos hacia los musulmanes. “El grupo de los que nos odia es muy minoritario y mucho más el que lleva a cabo agresiones”, puntualiza. No obstante, el representante de CAIR indica que desde el tiroteo en un templo sij de Winsconsin del pasado domingo, su comunidad está alerta ante un posible incremento de los ataques a otras mezquitas.

Este martes, otra mezquina de Providence ha sido objeto de actos vandálicos. Hooper no quiere precipitarse a la hora de encontrar una relación directa con el incendio de la de Joplin o la matanza del domingo, algo que comparte Farid Ansari, presidente del Consejo para el Fomento Musulmán de Rohde Island. “Esperemos que se trate de un hecho aislado, pero no podemos estar seguros. No hay que dejar de prestar atención a sucesos como los de Winsconsin o Misouri”, dijo en declaraciones recogidas por AP.

Archivos de imagen relacionados

  • mezquita de Joplin USA

Total
0
Shares
Artículos relacionados
Total
0
Share