El fiscal ve prescritas 13 de las 16 denuncias al abusador confeso del colegio Maristas de Barcelona

El ministerio público considera que los casos ocurridos en 1995 han prescrito.

El fiscal pide al juez que acuse a Benítez de otro caso de supuestos abusos sexuales sucedidos entre los años 2005 y 2009.

La Fiscalía considera que ya han prescrito 13 de las 16 denuncias por abusos y agresiones sexuales presentadas por exalumnos del colegio Maristas de Sants-Les Corts de Barcelona contra el pederasta confeso Joaquín Benítez.

En un escrito remitido al titular del juzgado de instrucción número 6 de Barcelona, que investiga al exprofesor de los Maristas, el fiscal Fernando Meneses pide al juez que actúe solo por una de las 14 últimas denuncias que le han remitido exalumnos del centro, y que se suman a otros dos casos de agresiones sexuales.

El pasado 6 de febrero, el juez instructor, Miguel Ángel Tabarés, dejó en libertad con cargos a Benítez, al menos por dos delitos de agresiones sexuales -castigados con una pena mayor que los abusos y con un plazo de prescripción más amplio-, que el mismo exprofesor reconoció en su interrogatorio.

Posteriormente, el juez emplazó a las partes a pronunciarse sobre la posible prescripción de otras 14 denuncias por abusos sexuales presentadas por exalumnos del centro, algunas de las cuales sitúan los hechos en la década de los 90.

La Fiscalía mantiene en su informe que once de esos casos denunciados sucedieron antes de 1995, cuando el Código Penal vigente era el de 1973, por lo que constituirían delitos de abusos deshonestos, castigados con penas de prisión menor.

El ministerio público considera que todos esos casos han prescrito, por haber transcurrido el plazo máximo de cinco años desde que los denunciantes cumplieron la mayoría de edad.

Respecto a otras dos denuncias de exalumnos de Joaquín Benítez por hechos sucedidos después de 1995, el fiscal cree que encajarían en el delito de abusos sexuales del actual Código Penal, pero también las considera prescritas por haber transcurrido ya el plazo legal de tres años.

Por el contrario, el fiscal pide al juez que acuse a Benítez de otro caso de supuestos abusos sexuales sucedidos entre los años 2005 y 2009, porque cree que se trataría de un delito continuado, con lo que el plazo de prescripción, de cinco años, no se habría cumplido.

En opinión del ministerio público, por este caso de supuestos abusos al exalumno E.G.C., Joaquín Benítez podría afrontar una pena de hasta tres años y nueves meses de cárcel.

Además de estos 14 casos denunciados, otros dos exalumnos de la escuela Maristas de Sants-Les Corts, T.B.C. y M.G., ratificaron a finales del pasado mes de febrero ante el juez que fueron víctimas de agresiones sexuales por parte del exprofesor de Educación Física, lo que reconoció el propio Benítez.

Print Friendly, PDF & Email

También te podría gustar...