El fiscal pide archivar la causa por abusos contra un carmelita

El fiscal ha solicitado el sobreseimiento y archivo del procedimiento seguido contra el fraile carmelita que fue denunciado por abusar sexualmente de un joven cuando era menor. El ministerio público considera que no resulta debidamente acreditada la concurrencia de los elementos exigidos por los tipos de los abusos sexuales "más allá de simples sospechas".

En los fundamentos, el fiscal constata que existen dos versiones contradictorias entre el fraile y el joven respecto a los hechos.También asegura que existen "dudas" sobre la ausencia de incredibilidad subjetiva, puesto que el procedimiento se inicia no con una denuncia de la supuesta víctima, sino con un escrito dirigido a la Fiscalía de Valencia, suscrito por Padre Provincial de la Orden de los Carmelitas Descalzos (OCD) de la provincia Aragón-Valencia".

En cuanto a la verosimilitud del testimonio, el ministerio fiscal destaca que no existe ninguna corroboración periférica, y añade que ambas versiones "merecen la misma credibilidad y valoración de su verosimilitud si se atiende a las circunstancias que rodean los hechos, que no permiten decantarse hacia una u otra, lo cual nos conduce de nuevo a la duda".

Junto a ello, indica, "tampoco puede hablarse de persistencia en la incriminación", pues, según el fiscal, "debe tenerse presente, como ya queda dicho, que la supuesta víctima no decidió presentar denuncia, sino que fue la OCD la que presentó el escrito inicial y se hizo cuando habían transcurrido prácticamente tres años desde los hechos, constando tan solo una declaración de la supuesta víctima".

Pero aun dando por ciertos los hechos relatados por la presunta víctima, el fiscal cree que debe analizarse la ausencia de consentimiento de la víctima, "necesario para formalizar la imputación". En este caso indica que, según la declaración del joven, no hubo resistencia y se dejó llevar.

Consentimiento

En este contexto, –agrega el ministerio fiscal–, "resulta difícil sostener que el sujeto activo estuviese actuando a sabiendas de la ausencia de consentimiento de la víctima, fuera de su libre voluntad sexual o, al menos, existen serias dudas al respecto que, como ya se ha expuesto, deben conducir al efecto garantista de la presunción de inocencia".

El joven que supuestamente sufrió los abusos sexuales ratificó el 10 de enero de 2011 la denuncia ante el juzgado de instrucción número 1 de la localidad castellonense de Vila-real, órgano judicial que decidió inhibirse a favor del juzgado de Castellón.

La Fiscalía de Castellón remitió el 10 de junio de 2010 al juzgado decano de Vila-real las diligencias incoadas a raíz de una comunicación de los carmelitas descalzos sobre un presunto abuso a un menor por parte de un fraile de la congregación, al haber comunicado el afectado "su voluntad de la denuncia".

Print Friendly, PDF & Email

También te podría gustar...