El factor gnóstico en la muerte de un bebé en Santiago de Compostela

El informe preliminar de la autopsia practicada al bebé que murió el pasado 31 de agosto en un hotel de Santiago de Compostela confirmó que el fallecimiento no fue accidental. Así lo aseguran fuentes del Tribunal Superior de Justicia de Galicia (TSXG), tras la investigación que está llevando a cabo la Policía Nacional.

La madre: ataque de ansiedad

Tal como informaba en la mañana de ayer, 2 de septiembre, La Voz de Galicia, la madre de la pequeña pasaría a disposición judicial en las horas posteriores si su estado de salud lo permitía, según dijo la Policía Nacional. En aquellos momentos se encontraba detenida en el hospital donde fue llevada por un ataque de ansiedad.

El suceso tuvo lugar en el hotel Puerta del Camino el pasado 31 de agosto por la tarde-noche y la investigación está abierta, según informan medios policiales. El caso lo lleva el juzgado número 1 de la capital de Galicia. La llamada a los servicios de emergencia se produjo el 1 de septiembre a las 20.10 de la tarde. Acudieron dos ambulancias, una de ellas medicalizada.

Los sanitarios se encontraron a una niña de seis meses fallecida dentro de una habitación en aparente perfecto orden, sin rastros de violencia. Trasladaron al Hospital Clínico de Santiago a una mujer de 34 años, madre de la pequeña, que se encontraba sedada tras sufrir una crisis de ansiedad. La madre se encontraba«detenida policialmente en el hospital», según el TSXG.

«Tuvimos una discusión»

El cuerpo del bebé fue trasladado al Imelga (Instituto de Medicina Legal de Galicia), en el hospital de Conxo, donde se le practicó la autopsia. La investigación se lleva con total hermetismo, pero ha trascendido que los padres son venezolanos afincados en Alemania y que están en Santiago participando en un congreso de antropología gnóstica (el diario no ofrecía este detalle importante, sino que hablaba de simple “antropología”).

En declaraciones a los medios, el padre de la pequeña (en la foto) confirmó a las puertas del hotel que el día anterior había discutido con su pareja por un asunto relacionado con su hija, y aprovechó la jornada libre del “congreso sobre antropología y peregrinaciones” (en realidad una convención gnóstica) para acudir a la Misa del peregrino del 1 de septiembre por la tarde. Sobre las diez de la noche fue informado de la situación, pero admitió tener poca información. De hecho, a mediodía todavía no había podido hablar con su mujer, sedada en el hospital.

Desde la dirección del congreso confirmaron la participación del padre en las jornadas, que se desarrollaban en Santiago entre el 28 de agosto y el 2 de septiembre, y lamentaron las «trágicas circunstancias» del suceso.

La muerte no tuvo causas naturales

El mismo diario informó ayer por la tarde de que cuatro personas declararon por la mañana en calidad de testigos ante la titular del juzgado de instrucción número 1 de Santiago, Ana López Suevos, en relación al presunto homicidio de la niña de seis meses en una habitación del hotel Puerta del Camino de la capital gallega (el hotel que precisamente era sede del congreso gnóstico).

Entre ellos estaba el padre del bebé, Raúl Martínez Serrano, que no ha querido hacer declaraciones al abandonar el edificio judicial. El informe preliminar de la autopsia ha confirmado que el fallecimiento no se debió a causas naturales. Por el momento, la madre es la única imputada por el presunto homicidio de su hija. Lo sucedido en la habitación de hotel sigue siendo un misterio, ya que quien encontró a la madre del bebé la halló en estado de shock, completamente aturdida y sin poder explicar qué había sucedido. Tampoco, por tanto, ha podido aclarar qué acontecimientos habrían rodeado a los terribles hechos.

El congreso gnóstico

El XXII Congreso Gnóstico de Antropología se celebró en Santiago de Compostela entre el 27 de agosto y el 2 de septiembre y, según informa El Correo Gallego, su contenido resulta ciertamente llamativo por estar teñidas todas las intervenciones y actividades programas por una polémica espiritualidad. Así, ya el cartel anunciador de la reunión en la capital gallega invitaba “a toda la hermandad gnóstica a participar de este gran evento”.

Bajo el lema de “Peregrinando hacia el Ser”, los organizadores anunciaban la celebración de actos diversos centrados en “prácticas esotéricas” y en el trabajo con los elementos alquímicos para realizar esta obra y por consecuencia encarnar al Ser interior de cada uno de nosotros. ¡Apreciados compañeros y hermanos gnósticos, os exhortamos a todos a realizar esa peregrinación hacia el Ser en el congreso de Santiago!”.

Según el propio Instituto Gnóstico de Antropología la gnosis “es la fuente original del Conocimiento; es la Sabiduría-Síntesis que iluminó las grandes Civilizaciones Serpentinas de la antigüedad”.

La bebé, asfixiada

«Asfixia mecánica de etiología médico-legal homicida». Esa es, según el informe preliminar de la autopsia, la causa del fallecimiento de la bebé de nacionalidad alemana, según leemos en La Voz de Galicia. La principal sospechosa del crimen es la madre, Marisol Fabiola Raue Ortega, aunque aún no ha podido declarar ante la jueza que instruye el caso porque sufrió una crisis de ansiedad severa y permanece hospitalizada. Tiene pasaporte alemán aunque es natural de Chile.

El informe preliminar de la autopsia practicada por el Instituto de Medicina Legal de Galicia (Imelga) sitúa el fallecimiento del bebé «entre las 19 y las 20 horas» del pasado lunes. La Policía Nacional, en su atestado, situó el deceso entorno a las 20.15 horas, debido a que esa fue la hora en la que fueron movilizados los agentes tras recibir una llamada desde el propio hotel advirtiéndole de los hechos.

El matrimonio había acudido a Santiago para participar en el Congreso Gnóstico Internacional de Antropología, que se inició el pasado 27 de agosto en el mismo hotel compostelano en el que se produjeron los hechos y que se clausuró ayer. Este evento, que reunió en la ciudad a unas 600 personas de 26 nacionalidades diferentes, fueorganizado por el Instituto Gnóstico Samael y Litelantes, grupo calificado como secta por distintas asociaciones.

El cadáver, con una toalla y dos piedras

Tras la fuerte discusión que mantuvo el lunes Marisol Fabiola Raue con su marido, la madre del bebé se quedó sola. Un matrimonio residente en Inglaterra que la conocía de otro congreso gnóstico y que también estaba alojado en el hotel Puerta del Camino de Santiago se ofreció para acompañarla. Ambos también declararon el 2 de septiembre como testigos ante la jueza que instruye el caso.

En su relato, coincidieron en que estuvieron dando un paseo con la presunta homicida de su hija y que también tomaron algo en la cafetería. No notaron nada especialmente raro, tan solo que la encontraron cansada. Entre las 19 y las 19.30 horas, Raue Ortega les dijo que subía a la habitación y se despidió de ellos. Poco después, el matrimonio decidió regresar a su habitación y la mujer quiso pasarse a ver qué tal estaba la detenida. Cuando accedió a la estancia se encontró con la pequeña sobre la cama, cubierta con una toalla blanca y con dos piedras encima. Una del tamaño de un puño y otra más pequeña.

La pequeña ya no respiraba, por lo que avisaron a recepción para que enviasen una ambulancia. Mientras tanto, fue el marido inglés de esta mujer –ella de origen portugués– el que intentó reanimar al bebé hasta que llegaron los médicos. En ese momento, la madre de la niña fallecida comenzó a llorar y gritar, pero no decía nada y estaba totalmente ida, según explicaron.

En su declaración, el marido de la presunta homicida señaló que la mujer ya había tenido que ser ingresada en un psiquiátrico en Alemania y que tenía recetada una medicación que él no fue capaz de asegurar que estuviese tomando. El estado mental de la detenida será un eje crucial del caso, ya que si los informes psiquiátricos revelan que tiene mermadas sus facultades podrían aplicársele atenuantes e incluso la eximente en el caso de que continuase imputada y acusada.

Niegan ser una secta

El Instituto Gnóstico de Antropología Samael y Litelantes (IGASL) es la entidad organizadora del congreso de Santiago que se celebraba en el hotel en el que se produjo el presunto homicidio del bebé y en el que participaban los padres de la niña, de tan solo seis meses de edad. Este colectivo niega tajantemente ser una secta, calificativo que, sin embargo, sí le otorgan tanto asociaciones de lucha contra este tipo de grupos perniciosos como sectores de la Iglesia Católica en Latinoamérica. El movimiento está especialmente arraigado en Sudamérica, ya que su fundador es un colombiano, Víctor Manuel Gómez Rodríguez, que se hizo llamar Samael Aun Weor y al que sus seguidores otorgan el rango de maestro.

El IGASL define la gnosis como «la fuente original del conocimiento», la «sabiduría-síntesis que iluminó las grandes civilizaciones serpentinas de la antigüedad» y la«esencia de todas las religiones y tradiciones espirituales del pasado». Así, aseguran que su movimiento, que proclaman que no tiene ánimo de lucro, es una«filosofía perenne y universal; es la religión-sabiduría de los primeros tiempos de la humanidad; es el sistema metafísico y oculto de las religiones, solo visible a los iniciados».

En España esta organización cuenta con centros en todo el país y en Galicia están presentes en Santiago y Vigo, donde organizan cursillos que, afirman, posibilitan el conocimiento interior de las personas. Aseguran que proporcionan «gratuitamente, métodos y sistemas especiales para que cada uno de nosotros se auto-libere de todos estos azotes que afligen a la humanidad» y enumeran entre sus motivos de estudio la religión, el arte, la antropología, la ciencia, el simbolismo y la alquimia.

Un ritual esotérico

“Practiqué un ritual que hizo Jesús, pues soy muy creyente, y le pedí a Dios, le pedí a Cristo, que trajera a la niña de vuelta, pero está claro que no tengo esa fe de mover montañas”. Fueron las primeras declaraciones de Raúl Martínez, el padre del bebé que falleció en circunstancias no naturales el pasado lunes en un hotel de Compostela, según leemos en El Correo Gallego.

Así, el hombre, que se pudo observar muy relajado en todo momento, confirmó quehabía realizado una plegaria esotérica de resurrección con la que no logró los resultados que esperaba. Lo cierto es que esta confesión causó bastantes confusiones en cuanto se supo lo ocurrido, pero tan pronto salió a la luz el verdadero motivo de su estancia en la capital de Galicia se fue dilucidando a lo que se refería.

ritual gnostico galicia 2015

Print Friendly, PDF & Email

También te podría gustar...