El exministro Semprún será enterrado en Francia en un acto laico

Rara vez la figura de un político e intelectual suscita el elogio unánime que Jorge Semprún Maura cosechó en su último adiós. Todo el espectro político alabó su compromiso intelectual y su lucidez para denunciar los totalitarismos y la barbarie del siglo XX que padeció en carne propia y que dio pie a una de las grandes obras memoralísticas contemporáneas. Tanto en Francia como en España políticos e intelectuales de todo signo glosaron su insobornable independencia y sus logros literarios que pervivirán en su legado. Tanto el presidente español José Luis Rodríguez Zapatero como su colega Nicolas Sarkozy elogiaron la figura y la obra del testigo privilegiado de un siglo terrible. Un resistente que sobrevivió a la barbarie para vacunarnos contra ella en una obra de singular altura.
Los restos mortales de Jorge Semprún recibirán sepultura este domingo en una ceremonia laica, en la localidad de Garentreville, donde la familia de su esposa posee un panteón. No se cumplirá su deseo de ser enterrado en Biriatou expresado por su 'alter ego', Federico Sánchez, en 'Adiós, luz de veranos' donde aspiraba a ser enterrado «con mi cuerpo envuelto en la bandera tricolor -rojo, gualda, morado- de la República». Al sepelio y las honras fúnebres acudirá en representación del Gobierno español la ministra de Cultura, Ángeles González-Sinde, titular de la cartera que el propio Semprún ocupó entre 1988 y 1991 y que viajará el jueves a París.
Arriba y debajo de los Pirineos políticos, escritores, cineastas, artistas e intelectuales recordaron el talante democrático y comprometido con la libertad de Semprún, intelectual sin pelos en la lengua, narrador de larguísimo aliento, ensayista y guionista que acertó a diagnosticar con lucidez los males de un siglo terrible.
Print Friendly, PDF & Email

También te podría gustar...