El estado laico está «bajo asalto»: especialista de la UNAM

El muro que separa a la Iglesia del Estado en México se encuentra en la actualidad “bajo asalto y derruyéndose ladrillo a ladrillo”, advirtió Miguel Carbonell, especialista del Instituto de Investigaciones Jurídicas de la UNAM.

Al participar en la mesa “El Estado constitucional”, destacó que por ello “hay que protegerlo, porque es el que le da identidad al régimen democrático y al régimen constitucional”.

En el Colegio Nacional, Carbonel sostuvo que “el Estado laico es un triunfo respecto del cual nunca hay que claudicar si queremos democracia y si queremos Constitución”.

El especialista expuso que el Estado laico debe ser un tema toral en la agenda del constitucionalismo progresista. “La democracia o es laica o no es democracia y la Constitución es laica o no es Constitución”, abundó.

En ese sentido, dijo que se debe tener muy claro ese muro de separación entre la Iglesia y el Estado, el cual hemos venido construyendo tortuosamente en México. No debemos olvidar las lecciones de la historia”.

También se refirió a la resistencia frente a la tentación autoritaria, al compromiso firme del constitucionalismo con la democracia, con la división efectiva del poder y con la neutralización de todos los excesos.

“No hay poderes buenos, No hay poderes ni funcionarios públicos bien intencionados. Al poder hay que limitarlo. Si queremos tener libertad hay que limitar al poder de todos sus excesos”, expuso.

El investigador dijo que las constituciones nos dan una seguridad moral, un rumbo para la construcción de sociedades con menos explosión social, con mayor igualdad y donde se combata día a día la discriminación.

Sociedades que aseguren derechos sociales “como un colchón mínimo en el que todos compartamos un cierto bienestar que haga de nuestra existencia, de nuestras únicas vidas, vidas que realmente valgan la pena vivir”.

Todo ello, explicó, lo podemos tener en el marco del Estado constitucional que nos corresponde, entre todos construir.

En su ponencia, destacó que entre los grandes retos del Estado está algo tan simple como que los ciudadanos conozcan la Constitución. “Esto parece bastante obvio, pero no lo es”, anotó.

Print Friendly, PDF & Email

También te podría gustar...