El Estado laico, ¿es lo que queremos en México?

De acuerdo con la encuesta de Defoe, sólo 35% de los consultados están a favor de que los estudiantes hagan oraciones en las ceremonias de fin de año como parte del programa oficial.

Según el artículo tercero de la Constitución Política de nuestro país, la educación en México debe ser laica y por tanto, se mantendrá por completo ajena a cualquier doctrina religiosa. Este artículo quedó reformado así desde 1992 en donde se estipuló que las escuelas particulares sí podrán impartir educación de todos tipos y modalidades, incluyendo la religiosa.

Dado que el tema de las religiones es muy relevante en nuestra (y cualquier) sociedad, en Defoe decidimos salir a preguntarles a los mexicanos qué piensan sobre que sea o no parte de la educación pública. Aquí los resultados.

Como se puede ver, sólo 35% de los encuestados están a favor de que los estudiantes hagan oraciones en las ceremonias de fin de año como parte del programa oficial.

Según el INEGI en 1895, cuando este instituto empezó a encuestarnos, menos de 1% de la población se identificaba con una religión distinta a la católica. De acuerdo al censo de 2010, este número alcanzó el 15% de la población. A pesar de este dato, únicamente el 33% de la población encuestada se mostró a favor de contar con instalaciones para el uso de grupos religiosos en escuelas públicas.

En El hoyo negro de la laicidad, de Edgar Morin, el término laicidad se refiere a la racionalidad crítica opuesta a los dogmas y se definió, al menos a principios de siglo, por la oposición a la Iglesia católica dado que ésta ocupaba una posición monopolista en la enseñanza.

Podríamos considerar que el inicio de la libertad religiosa en México empezó con las Leyes de Reforma, cuando se decretó la supresión de festividades religiosas (en donde era obligatoria la asistencia a las ceremonias religiosas) y la ley sobre la libertad de cultos (en donde el catolicismo dejó de ser el único culto permitido). Hoy, los estados modernos tienen al laicismo como una de sus características.

Podemos ver que gran parte de la población comulga con este tipo de pensamientos dado que la gran mayoría está en contra de permitir una oración diaria audible en los salones de clases.

En Defoe, como siempre, pretendemos mostrar las respuestas de los mexicanos sobre temas que nos importan, a pesar de nuestras diferencias. Compártanme sus punto de vista y díganme qué piensan en @yamilnares y @defoemx.

P.D. Si les gusta la idea de los estados laicos, los invitamos a conocer el caso de Francia, en donde a partir del siguiente ciclo escolar se impartirá la clase principios del laicismo en las escuelas, esto con el fin de combatir ciertas actitudes que se consideran en solidaridad con los terroristas.

Print Friendly, PDF & Email

También te podría gustar...