El Estado Islámico decapitó en Siria a cuatro personas acusadas de blasfemia

Las víctimas fueron ejecutadas con un arma blanca ante la presencia de varios habitantes locales en una zona ubicada al este de la ciudad de Homs.

El grupo yihadista Estado Islámico (ISIS por sus siglas en inglés) ha decapitado a cuatro hombres en la provincia de Homs, en el centro de Siria, por «insultar a Dios«, informó el Observatorio Sirio de Derechos Humanos.

Las cuatro personas fueron ejecutadas con arma blanca, ante la presencia de varios habitantes locales, en una zona ubicada al este de la ciudad de Homs, capital de la provincia homónima.

Aunque la «sharía» o ley islámica establece la pena de muerte sin excepción para las personas que insulten a Mahoma, también estipula que a los que insultan a Alá hay que darles una oportunidad para que se retracten.

El ISIS no ejecuta solamente a las personas acusadas de atacar al islam, criticar a su grupo o colaborar con las autoridades sirias e iraquíes, sino también a sus propios dirigentes en el caso de corrupción o de desobediencia.

Los yihadistas también han realizado ejecuciones sumarias a soldados sirios o iraquíes que caen en sus manos y a miembros de los clanes familiares acusados de cooperar con los gobiernos de esos dos países.

El pasado 30 de octubre, ISIS ejecutó a 150 policías y milicianos del clan tribal Albunamr, en la localidad de Hit, 70 kilómetros al oeste de Ramadi, capital de la provincia iraquí de Al Anbar.

La organización extremista suní proclamó a finales de junio un califato en Irak y Siria, tras lograr importantes avances sobre el terreno.

Print Friendly, PDF & Email

También te podría gustar...