El Estado cancela la titularidad eclesiástica de San Juan de los Panetes, inmatriculado «irregular» por el arzobispado de Zaragoza en los años 80

El templo de San Juan de los Panetes pasa a ser de nuevo propiedad del Estado y no de la Iglesia católica, después de que el Ayuntamiento de Zaragoza solicitara la apertura de un expediente de investigación sobre la propiedad del inmueble, que ha finalizado con su inscripción en favor del Ministerio de Cultura.

El Estado rectifica así con este acto, con el que concluye el proceso administrativo abierto, y recupera la titularidad de uno de los numerosos edificios que la Iglesia católica inmatriculó en la capital aragonesa en los años 80 del siglo pasado.

La resolución, a la que ha tenido acceso Efe, está fechada a 16 de enero de 2019 y entró en el Ayuntamiento el pasado día 24.

En ella se indica que ya se ha producido la inscripción de San Juan de los Panetes en favor del Ministerio de Cultura en el Registro de la Propiedad número 2 de Zaragoza.

El proceso comenzó con el acuerdo del Gobierno de Zaragoza del 31 de marzo de 2017, por el que se solicitaba a la Administración General del Estado que abriera un expediente de investigación sobre la titularidad de este templo y de la iglesia de Santiago el Mayor.

El Estado decidió renunciar a la propiedad sobre la La Seo de San Salvador, la iglesia de La Magdalena o la de Santiago, al no ser sedes vacantes.

Sin embargo, San Juan de los Panetes es un Bien de Interés Cultural con categoría de monumento desde 1933 y está incluido en el Inventario General de Bienes y Derechos del Estado.

El alcalde de Zaragoza, Pedro Santisteve, ha mostrado a Efe su «satisfacción» por haber aportado luz a un «oscuro proceso» en el que los datos apuntan a hasta «30.000 y 40.000 bienes inmatriculados» a raíz de la modificación hipotecaria aprobada por el Gobierno del popular José María Aznar.

Ha asegurado que su actuación «nada ha tenido que ver con creencias religiosas», sino que la única pretensión era esclarecer la titularidad de los templos, ya que con algunos «emblemas» del mudéjar de la ciudad había «serias lagunas».

Fuentes del Arzobispado, en cambio, señalan que se trata de un trámite «anterior y paralelo» que «se inició en 2016» por parte de la Iglesia al comprobar que la inmatriculación de San Juan de los Panetes había sido irregular

En la actualidad, el templo alberga a la comunidad de las hermanas Nazarenas, que se encargan de su gestión, una situación que, presumiblemente, no variará con el cambio de titularidad.

Print Friendly, PDF & Email

También te podría gustar...