El Estado asigna dos millones de euros a oenegés granadinas

Durante este año, la provincia recibió un total de 1.923.400 euros, que fueron destinados a 33 asociaciones granadinas. Cáritas fue la que recibió una mayor cuantía económica a través de la subvención estatal.

Más de 100.000 ciudadanos se beneficiarán de las ayudas sociales con el aumento previsto en la iniciativa social del IRPF para 2007

Las entidades que trabajan a favor de los grupos sociales desfavorecidos de la provincia van a recibir mucho más apoyo económico en el próximo año. Así está previsto con la previsión de la subida del Impuesto sobre la Renta de las Personas Físicas (IRPF) en la iniciativa social para 2007. O lo que es lo mismo, con el aumento de las aportaciones destinadas a Obra Social que se hacen a través de la Declaración de la Renta.
En concreto, ese incremento del 0,2% del IRPF con respecto a 2006, se verá traducido en un total de 169.980.000 euros para todas organizaciones benéficas de España. Granada recibirá, de esa suma, 2.672.266 euros, que disfrutará a partir de 2008, momento en el que se hace efectiva dicha ayuda.
Durante este año, la provincia recibió un total de 1.923.400 euros, que fueron destinados a 33 asociaciones granadinas. Cáritas fue la que recibió una mayor cuantía económica a través de la subvención estatal. En definitiva, un total de 442.798 euros, que se han destinado a proyectos que evitaran la exclusión social de ciertos colectivos en Granada.
Criterios
La Cruz Roja Española fue la segunda sociedad granadina que recibió un mayor importe de ayudas por parte del Estado: 376.114 euros, que se repartieron en diferentes proyectos dirigidos a los más desfavorecidos.
Sin embargo, para la distribución de las subvenciones del IRPF para el año 2007, entre las numerosas oenegés que tienen su domicilio social en Granada, el Estado estableció una serie de condiciones. Los criterios de valoración residen en que las entidades debían estar federadas y confederadas con otras, y tenía que reflejarse un trabajo en red entre ellas.
Otro requerimiento que se fijó fue que los programas de las oenegés debían tener una continuidad y una valoración satisfactoria en sus resultados, y que además, las entidades tenían que coordinarse con políticas públicas.
Asimismo, los proyectos cuyos beneficiarios directos fueran las personas dependientes y sus familias, también tenían prioridad para recibir las subvenciones. Además, se consideraron básicos los programas que estuvieran orientados a la lucha de la pobreza, o los que estuvieran vinculados a estrategias territoriales por parte de las Administraciones.
Cambios
Sin embargo, en 2007, se van a añadir más condicionantes para poder recibir las subvenciones estatales. Uno de ellos es que exista un plus en materia de calidad, eficacia y transparencia en la gestión de la oenegé, tras los delitos cometidos por ciertas organizaciones solidarias. También se tendrá en cuenta la promoción del voluntariado y las necesidades de desarrollo ecológico en las solicitudes de las entidades.

Print Friendly, PDF & Email

También te podría gustar...