El Episcopado cree que «todos ganan» con el nuevo sistema de financiación

«El Gobierno ha resuelto un viejo problema y la Iglesia se siente ahora mucho más libre», valora

Los obispos, durante la reunión de su Comisión Permanente celebrada los pasados martes y miércoles, han valorado «positivamente» el nuevo modelo de financiación acordado con el Gobierno y lo han acogido con una «satisfacción razonable», en palabras del secretario general y portavoz de la Conferencia Episcopal Española (CEE), Juan Antonio Martínez Camino.

El Episcopado considera que con la nueva fórmula, que eleva con carácter «indefinido» del 0,52% al 0,7% la asignación tributaria de los contribuyentes que así lo estimen, «gana todo el mundo». «El Gobierno, porque ha resuelto un problema que existía hace mucho tiempo, y la Iglesia, porque se siente ahora mucho más libre. Además, los críticos con el complemento presupuestario que se asignaba a la Iglesia también quedarán contentos», resumió el vicesecretario para asuntos económicos de la CEE, Fernando Giménez Barriocanal.

Sólo una «ayuda»

Eso sí, el 'gerente' de la Iglesia estimó que para alcanzar un acuerdo cuyas negociaciones se han desarrollado a lo largo de todo un año ha habido concesiones lógicas por ambas partes. «La Iglesia ha renunciado a muchas cosas en este acuerdo, como al complemento presupuestario o el 0,8% del IRPF que defendía en principio, así como a la exención del IVA» en la adquisición de bienes inmuebles y de objetos destinados al culto; un asunto que, recordó, habrá que articular jurídicamente. «En las negociaciones -agregó- también ha habido un esfuerzo por parte del Gobierno, que ha hecho importantes concesiones».

El portavoz de los obispos, por su parte, hizo especial hincapié en que la cantidad que los contribuyentes destinen a la Iglesia vía IRPF constituye sólo una 'ayuda' en términos económicos. Y es que, subrayó, la parte financiera fundamental de la que se nutren sus arcas procede de donativos, colectas y el trabajo voluntario. Según Martínez Camino, en muchas diócesis la financiación procedente del IRPF supondrá sólo alrededor del 10% de sus necesidades. Por este motivo, la Permanente del Episcopado hace en el documento aprobado un llamamiento a los fieles para que su «generosidad» en el apoyo directo a diócesis y parroquias continúe vigente. Máxime, destacó, cuando la considera «imprescindible, ya que constituye la parte fundamental del sostenimiento de la Iglesia». No ha habido, por tanto, ganadores ni perdedores en las negociaciones Iglesia-Gobierno.

Pero, según el portavoz de los prelados, no se puede hablar de un 'deshielo' de las relaciones entre ambas partes. «Ni hace tiempo estábamos tan mal, ni probablemente ahora estemos tan bien», zanjó. Y es que, proclamó, las relaciones de la Iglesia con el Gobierno se mantienen «ignorando su color». «Obedecen a las cuestiones objetivas que se plantean», precisó, «porque no hacemos cálculos electorales o políticos».

EL NUEVO ACUERDO
F Se eleva el porcentaje de asignación tributaria, que pasa del 0,52% al 0,7% con «carácter indefinido».

F Desaparece el complemento presupuestario. Desde el 1 de enero, la Iglesia percibirá únicamente para su sostenimiento la cantidad que resulte de la asignación tributaria.

F El sistema entra en vigor en la renta de 2007. La próxima declaración de la renta se realizará con el sistema antiguo. La primera declaración en la que los contribuyentes podrán asignar el 0,7% se realizará en 2008.

F El importe a cuenta a recibir durante el año 2007 se eleva en un 4% con relación a 2006.

F La Iglesia se compromete a una «mejora» de la memoria justificativa «que ya venía entregado cada año» sobre el destino de los fondos obtenidos por la asignación tributaria.

F La Iglesia renuncia a la exención por IVA en la adquisición de bienes muebles e inmuebles, que se establecerá mediante el «instrumento legal correspondiente».

Print Friendly, PDF & Email

También te podría gustar...