El enviado del Vaticano ataca el aborto y el matrimonio gay

Bertone defiende la vida «desde su concepción hasta su ocaso natural» y destaca que es a los padres a los que compete elegir la educación de sus hijos

El secretario de Estado del Vaticano, cardenal Tarsicio Bertone, que finalizó ayer su estancia en Madrid, reivindicó el papel de la familia, basada en el matrimonio entre un hombre y una mujer, como escuela de humanidad y lugar primario en la educación de la persona. Bertone reafirmó las posiciones de la Conferencia Episcopal en aspectos en los que se encuentra enfrentado al Gobierno como el aborto, el matrimonio homosexual y la asignatura de Educación para la Ciudadanía.
Bertone, que pronunció una conferencia sobre "Los Derechos Humanos en el Magisterio de Benedicto XVI" en la sede de la Conferencia Episcopal Española, defendió la dignidad y la vida del ser humano "desde su concepción hasta su ocaso natural". El cardenal negó "injerencia indebida" de la Iglesia en la actividad legislativa, "propia y exclusiva del Estado", cuando aquella se pronuncia sobre problemas morales, y afirmó que la Justicia sólo puede alcanzarse con un previo respeto a los Derechos Humanos y a la dignidad natural de cada persona "con independencia de la fase de su vida en que se encuentre".
Bertone indicó que la familia "es la verdadera escuela de humanidad y de valores perennes, lugar primario en la educación de la persona". "Querer imponer, como pretende el laicismo, una fe o una religiosidad estrictamente privada es buscar una caricatura de lo que es el hecho religioso", subrayó.
También lanzó dardos contra la polémica asignatura de Educación para la Ciudadanía, ya que es a los padres "a quienes compete, por derecho natural, la primera tarea educativa, y a los que se debe respetar el derecho a elegir la educación para sus hijos acorde con sus ideas y, en especial, según sus convicciones religiosas". En respuesta a los periodistas, Tarsicio Bertone dijo que en los encuentros mantenidos con las autoridades españolas y, en relación con la futura legislación sobre el aborto, insistió en que "si algo es necesario, es restringir, y no ampliar" la posibilidad de abortar. "Me han asegurado -dijo-? que en la nueva ley de libertad religiosa, el planteamiento legal va a tener en cuenta el criterio del arraigo de las religiones y los conceptos de presencia cultural y artística, y además, precisó, se tendrán en cuenta los Acuerdos Iglesia-Estado". En relación con la ley de interrupción del embarazo, Bertone indicó que "evidentemente estamos en posiciones distintas".

"La relación con el Gobierno ha sido provechosa"

Bertone reconoció también que las conversaciones mantenidas con los responsables del Gobierno español han sido "provechosas para todas las partes: Santa Sede, Iglesia en España y Estado español".
El ministro de Asuntos Exteriores, Miguel Ángel Moratinos, manifestó ayer que las posiciones de dogma defendidas por Bertone en favor de la familia y en contra del aborto, no quitan que su visita haya sido "muy satisfactoria" para la relación bilateral.Moratinos aseguró que en cuestiones de éticas y morales, "la Iglesia se expresa con respeto y el Gobierno respeta las expresiones del Vaticano". A su juicio, lo importante es que la voluntad del Gobierno y del Vaticano es tener "relaciones de cooperación y pleno respeto".

Print Friendly, PDF & Email

También te podría gustar...