El Encuentro de las Familias con el Papa se lleva parte del dinero destinado a Agricultura

La Unió denuncia que la Conselleria no tiene dinero para pagar a los agricultores pero sí para costear el V Encuentro de la Familia, al que destinó 2 millones de euros en 2006.

Para La Unió este es un hecho que demuestra la nula implicación y la falta de compromiso de cara a los agricultores y ganaderos valencianos por parte de la Conselleria de Agricultura, puesto que este año aún está pendiente de pagar a los agricultores ayudas, por citar algunas, como la Sharka – no se están pagando desde el año 2008 –, un millón de euros que ha asignado y no han cobrado los productores de caqui afectados por un hongo, las indemnizaciones compensatorias o las de reestructuración de la viña y, además, han reducido en un 35% las ayudas a las organizaciones agrarias por la prestación de servicios a los productores.
 
En el Acuerdo de la Conselleria de Economía publicado en el Diario Oficial de la Comunitat Valenciana el pasado 16 de agosto se destaca la existencia de crédito disponible en la Conselleria de Agricultura, por lo que desde La Unió se critica que la administración agraria disponga de dinero y la consellera de agricultura, Maritina Hernández, opte por pagar las deudas contraídas en la visita del Papa o se financie a la Federación de Municipios y Provincias antes que pagar lo que debe a los agricultores y ganaderos valencianos.
 
Así, la partida presupuestaria de 6.156.000 euros destinada a mejorar las oficinas comarcales de la Conselleria de Agricultura (OCAPAS), se ha visto minorada en cinco millones de euros. Peor suerte ha corrido el apartado de ordenación y mejora de la producción pesquera que dentro de su capítulo de inversiones de 2.300.000 euros que tenía presupuestados le han quitado dos millones para otras actuaciones.
        
Según Josep Botella, secretario general de La Unió "con estas medidas la Conselleria de Agricultura y su titular demuestran la poca preocupación que muestra hacia el sector primario valenciano que aún están pendientes del cobro de sus ayudas y atravesando una grave crisis de rentabilidad sin que la administración agraria valenciana establezca políticas y medidas correctoras. Por tanto, visto lo visto, a los agricultores y ganaderos lo único que nos queda es pedir al Papa que interceda ante la Conselleria de Agricultura”.

Print Friendly, PDF & Email

También te podría gustar...