El Ejido nombra alcaldesa honoraria a la Divina Infantita

Con uno de los porcentajes de católicos más bajo de toda Andalucía, el Ayuntamiento de El Ejido, gobernado por el PP, ha nombrado alcaldesa honoraria a la Divina Infantita. A pesar del rechazo de toda la oposición, el consistorio ejidense se s

En el pleno municipal celebrado en la tarde del jueves, la mayoría absoluta con la que cuenta el PP en el ayuntamiento ejidense impuso el nombramiento de alcaldesa honoraria a la imagen de la Divina Infantita, patrona del municipio. El alcalde, Francisco Góngora, aseguró “sentirse muy orgulloso de este nombramiento ya que son masivas las muestras populares de cariño y de devoción en nuestro municipio hacia la patrona”.

De nada sirvió el rechazo de la moción por todos los partidos de la oposición. Desde UPyD hasta IU, pasando por el PSOE, los concejales rechazaron la politización de la virgen en un acto que olvida el carácter aconfesional del Estado y, como dijeron, parece un viaje en el tiempo pero para atrás. “Con este voto en contra hemos querido manifestar nuestro rechazo a la politización de nuestra patrona, que cuenta con un gran número de devotos, que se merecen todo nuestro respeto y que no deben asistir al espectáculo de que un partido político utilice una imagen religiosa en beneficio propio”, decía el portavoz socialista en el consistorio, Tomás Elorrieta.

En opinión del edil del PSOE, “con esta iniciativa, el PP manifiesta abiertamente que todavía no ha interiorizado que España y sus instituciones son laicas, y que por respeto a todos los ciudadanos, tengan las creencias que tengan, y a la propia Iglesia, deben permanecer separados el ámbito religioso y el ámbito público”.

Por su parte, el portavoz del grupo municipal de IU, Serafín Pedrosa, tras respetar “profundamente a quien procesa cualquier religión”, recordó que la intromisión de la jerarquía católica en la vida política es cada días más intolerable. “Su actitud de querer imponer a la sociedad española su modelo de familia, de educación… etcétera. De querer seguir tutelando la moral de todos los ciudadanos exige una respuesta por parte de la ciudadanía, que lleve a la separación Iglesia-Estado”, afirmó en el turno de réplica.

Aunque el nombramiento de alcaldesa honoraria se ha hecho coincidir con la visita al municipio de la imagen original, procedente de México, la decisión de los populares de El Ejido es continuación de un movimiento que, en los últimos meses, ha llevado al nombramiento de vírgenes como primeras ediles en las ciudades más importantes de la provincia.

Primero fue Roquetas de Mar, regida por el también presidente de la Diputación y líder del PP almeriense, Gabriel Amat. En octubre, el consistorio roquetero nombró alcaldesa perpetua a la virgen del Rosario. En noviembre hubo sesión doble. En Cuevas del Almanzora, capital del Levante almeriense y gobernada por el también diputado en Madrid, Jesús Caicedo, nombraba a la virgen del Carmen “Alcaldesa Mayor y Perpetua”. Por su parte, Amat ya se adelantó al ministro del Interior y entregó la medalla de oro de la Diputación de Almería a la virgen del Mar.

UN TERCIO DE LA POBLACIÓN ES MUSULMANA U ORTODOXA

En las cuatro ocasiones, los gobernantes populares han afirmado actuar en nombre de los sentimientos de la mayoría de los ciudadanos. Amat llegó a decir de su virgen que era “la imagen a la que la gran mayoría de los ciudadanos de nuestra localidad acuden precisamente en los momentos más difíciles o determinantes de sus vidas, por lo que esta localidad le debe rendir el homenaje que merece”. Sin embargo, los datos le contradicen.

Roquetas de Mar y El Ejido son dos de las poblaciones con mayor presencia de inmigrantes de España. En la última ciudad, por ejemplo, el padrón municipal actualizado a 2013, muestra que de los 82.983 habitantes de derecho, 26.725 son extranjeros. El porcentaje roquetero es muy similar. Es decir, un tercio de la población es inmigrante. La cifra sería mucho mayor si se contabilizara también a los hijos de inmigrantes nacidos ya como españoles y, sobre todo, a la gran masa de trabajadores y población en situación irregular.

En el caso ejidense, la gran mayoría de los inmigrantes son africanos (16.507), sobre todo marroquíes y europeos del este, con 6.000 extranjeros censados entre búlgaros y rumanos. En Roquetas, aunque el total se mantiene, las cifras se invierten. Hay unos 11.000 entre rusos y rumanos y unos 9.000 africanos, en especial marroquíes y senegaleses. Salvo que haya habido una conversión masiva, esta población profesa la religión musulmana, el rito ortodoxo o son animistas. La cifra de creyentes en otras religiones aumentaría si se tuviera en cuenta a los varios miles de europeos occidentales, en su mayoría alemanas y británicos que bien en Almería y que tampoco son católicos.

Y en cuanto a los españoles originarios, aunque no hay datos fiables sobre el número de católicos, hay varias pistas que pueden ayudar a relativizar su importancia. Por ser un derecho constitucional, ya nadie tiene que decir en que cree en el padrón pero desde hace años, el Centro de Investigaciones Sociológicas (CIS), realiza encuestas globales. En su último barómetro, a la pregunta sobre cómo se definían en materia religiosa, el 70,4% aseguró ser católico frente a un 25% que era ateo o no creyente. Pero es que en la siguiente pregunta, sobre la frecuencia con la que iban a un oficio religioso que no fuera una boda, una comunión o un entierro, el 59% dijo que nunca o casi nunca.

Sumando musulmanes, ortodoxos, protestantes, anglicanos, ateos, no creyentes y a los que nunca practican, en El Ejido o en Roquetas de Mar no parece haber una mayoría de ciudadanos que quieran que una virgen sea su alcaldesa.

UN REPUNTE DE ALCALDESAS VÍRGENES

“Había muchas alcaldesas y hasta capitanas generales nombradas durante el franquismo, pero ahora se está produciendo un repunte debido quizá a la derechización con los gobiernos del PP”, asegura el profesor de la Universidad de Granada y miembro de Andalucía Laica, Juan Antonio Aguilera. Para él, el Estado nunca ha llegado a ser aconfesional” tal y como recoge la Constitución española.
Hay otro detalle que llama la atención de Aguilera: “Siempre son alcaldesas. Esta devoción por la virgen, con sus reminiscencias paganas, está siendo estimulada de una forma que no es nada inocente. Es una forma de atentar contra la mujer, poniendo como modelo a una virgen”.
 
Ejido Divina Infantita
Divina Infantita, alcaldesa honoraria de El Ejido.

Archivos de imagen relacionados

  • Ejido Divina Infantita
Print Friendly, PDF & Email

También te podría gustar...