El diagnóstico de las diócesis católicas alerta de una crisis de fe y de la vida familiar

Evidencia una «significativa» pérdida de credibilidad por «escándalos sexuales» y la vida a veces «vistosamente» acomodada de sacerdotes

El documento presentado este jueves en el Vaticano a partir del cuestionario sobre familia remitido por diócesis de todo el mundo alerta de una crisis de fe y de la vida familiar y plantea una acción pastoral en la "crisis de fe". El Instrumento de trabajo que será usado por los obispos de todo el mundo durante la III Asamblea General Extraordinaria, que se celebrará del 5 al 19 de octubre en el Vaticano, sobre "los desafíos pastorales en las familias en el contexto de la evangelización" analiza con también situaciones familiares de homosexuales, divorciados, parejas de hecho o madres solteras desde una perspectiva misericordiosa.

Este instrumento será utilizado por los obispos de todo el mundo durante Sínodo sobre la Familia, que se celebrará del 5 al 19 de octubre, y servirá como base para una exhortación apostólica del Papa Francisco.

   Igualmente, detalla situaciones críticas internas en la familia como la "dificultad de relación y comunicación" la "fragmentación y disgregación", la "violencia y abuso" o las "dependencias, medios de comunicación y redes sociales". Al mismo tiempo, detalla las "presiones externas" que pueden influenciar a la familia como "la repercusión de la actividad laboral en la familia", "el fenómeno migratorio y la familia", la "pobreza y lucha por la subsistencia" o el "consumismo e individualismo".

   Además, el texto evidencia "una significativa pérdida de credibilidad moral a causa de los escándalos sexuales" en la Iglesia. En el capítulo, sobre los 'contra-testimonios' en la Iglesia, pone de manifiesto que "con frecuencia y con extendida distribución a nivel geográfico, aparece en las respuestas la mención relevante de los escándalos sexuales en el seno de la Iglesia (pedofilia, en particular), así como en general la de una experiencia negativa con el clero o con algunas otras personas".

   También especifica que a esto se añade "el estilo de vida a veces vistosamente acomodado de los presbíteros, así como la incoherencia entre su enseñanza y su conducta de vida", unido al comportamiento de aquellos fieles que viven y practican su fe "de manera teatral", "faltando a la verdad y humildad que requiere el espíritu evangélico".

   Tras la publicación de este extenso informe, habrá un segundo documento de trabajo para el Sínodo *ordinario* de octubre del 2015, en que participan obispos elegidos dentro de cada conferencia episcopal.

   Se trata de una radiografía panorámica de la realidad social familiar que analiza situaciones como la convivencia antes del matrimonio; las uniones de hecho; los separados; divorciados y divorciados vueltos a casar; las madres solteras; las uniones gays y otras situaciones de irregularidad canónica.

Agilizar nulidades

   Respecto  a los divorciados, se plantea que "la caridad pastoral impulsa a la Iglesia a acompañará las personas que han sufrido un fracaso matrimonial" y pone de manifiesto la necesidad de agilizar los procesos canónicos de anulación del matrimonio.

   Se dedica todo un apartado a las uniones entre personas del mismo sexo, el reconocimiento civil, la evaluación de las Iglesias particulares y propone algunas indicaciones pastorales. "El gran desafío será desarrollar una pastoral que logre mantener el justo equilibrio entre acogida misericordiosa de las personas y acompañamiento gradual hacia una auténtica madurez humana y cristiana", reza el documento.

   Asimismo, precisa que no existe "ningún fundamento" para "asimilar o establecer analogías, ni siquiera remotas" entre las uniones homosexuales y el matrimonio, aunque precisa que "los homosexuales deben ser acogidos con respeto, compasión y delicadeza" y por ello se evitará "todo signo de discriminación injusta". Por otro lado, pone de manifiesto la urgencia de "una educación sexual en las familias y en las instituciones escolares".

Elogio a las madres solteras

   También elogia las madres solteras porque "ante todo hay que admirar el amor y la valentía con que acogieron la vida concebida en su seno y proveen al crecimiento y educación de sus hijos. Merecen de parte de la sociedad civil un apoyo especial".

   El documento, que ha sido elaborado a partir de las respuestas de Episcopados, Congregaciones o movimientos de todo el mundo, consultados por la Santa Sede, consta de 77 páginas que se articulan en 3 secciones distintas con la temática del Documento preparatorio.

   La primera parte "Comunicar el Evangelio de la familia hoy" está dividido en 4 capítulos: El designio de Dios acerca del matrimonio y la familia; el conocimiento y la recepción de la sagrada escritura y los documentos de la Iglesia sobre matrimonio y familia; el evangelio de la familia y la ley natural; la familia y la vocación de la persona en Cristo. El segundo apartado lleva por título "La pastoral de la familia frente a los nuevos desafíos" y consta de 3 secciones: La pastoral de la familia: propuestas actuales; los desafíos pastorales de la familia; las situaciones pastorales difíciles. La tercera parte del documento se enuncia como "La apertura a la vida y la responsabilidad educativa" y se estructura 2 capítulos: Los desafíos pastorales acerca de la apertura a la vida; la Iglesia y la familia frente al desafío educativo.

Archivos de imagen relacionados

  • conclave Vaticano 2013
Print Friendly, PDF & Email

También te podría gustar...