El día del señor? obispo

El autor de este blog se levanta no demasiado temprano y sigue de manera mecánica sus rutinas: se estira, orina, se ducha y desayuna (fruta, pan tostado con aceite y un café) mientras ve el informativo matinal de TVE. Acaban las noticas en La 1 y pasa a La 2. ¿Documental sobre Angkor, la perla de Camboya? No, un directo desde la parroquia de Nuestra Señora de la Concepción, en Morata de Tajuña, Madrid. Juan Antonio Reig Plà, obispo de Alcalá de Henares, viejo conocido de todos por sus habituales declaraciones contra el aborto, el divorcio o la homosexualidad, y por posar con una bandera franquista, se encuentra una vez más dando doctrina desde un altar instalado por la televisión pública, esa que pagamos los ciudadanos: “Formemos todos la verdadera familia: la de los hijos de Dios”, asegura con rictus iluminado, mientras levanta los brazos al cielo en postura entre olímpica y chiflada.

Juan Antonio Reig Plà, obispo de Alcalá de Henares, es un personaje de leyenda entre los religiosos ultraconservadores. Esos que, tras escuchar las reflexiones del obispo, se las susurran en la oreja a sus monaguillos, tan cerca y tan apasionadamente como para dejarles húmedo el lóbulo: “Don Juan Antonio dijo que los gays no orientan bien su sexualidad”; “Don Juan Antonio dice que los hijos de los divorciados son muñecos de trapo sin columna vertebral”; “Don Juan Antonio ha elaborado una guía para curar la homosexualidad, porque dice que para ellos es posible la esperanza”; “Don Juan Antonio dice que los matrimonios canónicamente constituidos (católicos) son menos dados a la violencia doméstica que aquellos que son parejas de hecho, las parejas de personas que viven inestablemente y que es donde más se está generando la violencia contra la mujer“. Acólitos de hecho, los monaguillos se secan la baba de la oreja con el dobladillo de la casulla mientras habitan otros mundos, en los que sueñan con carreras de chapas, partidos de fútbol y una conexión wifi para la Nintendo DS.

¿Cuántas poblaciones españolas celebraron ayer miércoles misas con motivo de la festividad de Santiago Apostol? Seguramente cientos. Pues TVE, la televisión pública española, retransmitió la de Morata de Tajuña, la única oficiada por Juan Antonio Reig Plà, obispo de Alcalá de Henares. Toda una declaración de intenciones que el sucesor de los apóstoles, el elegido que comparte con el Papa la responsabilidad sobre el presente y el futuro de la Iglesia, supo agradecer reflexionando sobre la crisis como solo un lunático puede hacer: “Trabajemos para que ese árbol frondoso llamado España dé frutos de fe, esperanza y caridad”.

Print Friendly, PDF & Email

También te podría gustar...