El Día de la Marmota. Nuevo escrito de Héctor Sánchez reclamando que retiren la simbología religiosa de su instituto

Este viernes 7 de febrero, como todos los días, mi madre me despertó a las 7:00 antes de irse a trabajar y yo me levanté para desayunar, vestirme y repasar las materias que iba tener ese día en el Instituto. 

Pero como cada mes, desde que empecé este curso, antes nos acercamos mi padre y yo a Correos para enviar el 4º escrito a la Delegada de Educación de Córdoba en el que le solicitamos, otra vez, la retirada de simbología religiosa en los centros educativos públicos y, específicamente, en el IES San Roque en Dos Torres (Córdoba).

No sé cuánto durará el “Día de la Marmota”, ese bucle en el que llevamos más de 3 años… Lo que sí sé es que me está sirviendo para aprender, conocer a mucha gente y organizaciones que están luchando por diversas causas y con diferentes objetivos, pero que comparten conmigo la importancia de una educación de todos y para todos, una EDUCACIÓN PÚBLICA Y LAICA.

Así que, seguiremos y haremos todo lo posible para que el Director y la Administración entren en razón y quieran salir de ese bucle en el que se han metido. Y si no, habremos recorrido un camino que otros continuarán hasta llegar al objetivo.  

De momento, este es el cuarto escrito a la Delegada. ¿el último? Quién sabe…

HÉCTOR SÁNCHEZ

“Adjunto los últimos 4 escritos que he entregado al Director de mi Instituto, el IES San Roque de Dos Torres, solicitando la retirada de simbología religiosa del centro. 

Se lo mando a usted, como representante de la Administración pública en Córdoba, porque debe velar por los derechos y libertades de todos nosotros, reconocidos por la Constitución, la Convención de los Derechos del Niño y nuestro Estatuto de Autonomía, como ya le comenté en mis anteriores escritos. 

Cómo dijo el Rey en la apertura de la XIV Legislatura en el Congreso de los Diputados «España debe ser de todos y para todos» y la Constitución «debe ser el lugar de encuentro de los diferentes modos de sentir España», por lo que es imprescindible que se cumpla la aconfesionalidad del Estado y la Administración sea de todos, para todos y no solo para unos cuántos.

En estos escritos, he vuelto a solicitar, cada semana, la retirada de simbología religiosa de mi Instituto y he tratado varios temas:

– La importancia del cumplimiento de la Constitución no solo en el fondo sino también en las formas. Para cumplir con la libertad religiosa y la aconfesionalidad del Estado que decreta la Constitución, no puede ni debe sobresalir ninguna confesión religiosa en las instituciones públicas, que deben ser espacios neutrales. Y, por tanto, los representantes del mismo deben mostrar a la ciudadanía que el Estado respeta y coopera con las diversas confesiones, sin hacer suya ninguna. 

Por eso, el nuevo Presidente del Gobierno ha prometido su cargo sin símbolos religiosos, lo normal en un estado aconfesional y el Rey Felipe VI, en su nombramiento, prescindió de símbolos religiosos y juró sobre la Carta Magna sin ninguna mención a dios. 

Ya es hora de que todos los representantes de la Administración se adapten a una sociedad evidentemente plural. Ya es hora de que el Director del IES San Roque cumpla con la Constitución.

– Los objetivos a conseguir respecto a la enseñanza de valores en un Instituto público: dar a los estudiantes las herramientas necesarias para que se desenvuelvan como ciudadanos/as responsables; educar en aquellos valores que sean necesarios para desarrollar una ciudadanía democrática; poner énfasis en la importancia del diálogo como medio de resolver conflictos; potenciar la participación activa, responsable y crítica en la vida pública; contribuir a la construcción de una conciencia moral cívica; promover la democracia, la dignidad humana, la libertad, el respeto por los derechos humanos, la tolerancia, la igualdad, el respeto a la Ley, la justicia social, la solidaridad, la cooperación,…

Para ello, como primera premisa para esa educación en valores, es necesario educar en el respeto a la Ley, la tolerancia y la igualdad, por lo que es necesario retirar la simbología religiosa de todos los centros y, específicamente, del IES San Roque. 

– El análisis de Octavio Salazar Benítez, Catedrático de Derecho Constitucional de la Universidad de Córdoba, en su artículo “Libertad de conciencia, pluralismo e igualdad: en defensa del estado laico”. En este artículo, este constitucionalista expone que «La educación pública debe ser laica. Debe estar comprometida con los valores comunes y, al mismo tiempo, también con los valores diferenciales. Debe fomentar el análisis crítico de unos y de otros. Debe apoyarse en el diálogo y en la reflexión. Debe fomentar el conocimiento y análisis de los valores y de las culturas. Y su objetivo debe ser conseguir una ciudadanía responsable” y que «Los derechos humanos han de actuar como límite de la libertad religiosa, en conexión con los principios de igualdad y pluralismo”.

– El incumplimiento de la Declaración de los Derechos Universales en el IES San Roque en el Día escolar de la Paz y la No Violencia. 

La presencia de símbolos de cualquier religión en las aulas constituye un obstáculo para construir en diversidad y multiculturalidad, para poder garantizar el respeto y la pluralidad de las personas de diferentes religiones y de aquellas que no creen en ningún dios.

No es lógico que un sitio inclusivo sea un lugar de exclusión y discriminación en el que seamos señalados o separados en función de nuestras creencias, que se deba acatar tener simbología religiosa en un aula, que se pierdan horas lectivas por la visita de un líder religioso… Es una afrenta a la libertad de conciencia y una grave vulneración de los derechos de la infancia, como recoge la declaración de los Derechos del Niño de 1959 y la Convención de 1989, que rechazan el adoctrinamiento y el proselitismo religioso.

Es necesario educar desde la libertad y eso no es posible con símbolos religiosos en todas las aulas porque es contrario a «La educación tendrá por objeto el pleno desarrollo de la personalidad humana y el fortalecimiento del respeto a los derechos humanos y a las libertades fundamentales» que promueve la Declaración de los Derechos Universales.

Con esta cuarta entrega, ya le he mandado 16 escritos. Suficientes, creo yo, para SOLICITARLE que dé las instrucciones necesarias para que la simbología religiosa presente en el IES San Roque de Dos Torres sea retirada de inmediato y así se cumpla con la aconfesionalidad del Estado que decreta la Constitución y la laicidad en la educación que se recoge en el Estatuto de Autonomía Andaluz.”

Print Friendly, PDF & Email

También te podría gustar...