El desvío de fondos a la escuela concertada en Cataluña

El desvío de 81,7 millones destinados a las guarderías municipales en el 2012 y 2014 revela la apuesta del Govern de CDC por un modelo educativo, el de la escuela concertada, antes que por el público

La Conselleria d’Ensenyament desvió 81,7 millones de euros destinados a financiar el servicio de guarderías municipales a la escuela concertada en el 2012 y el 2014, bajo el mandato de Convergència en años de severos recortes. La documentación, a la que ha tenido acceso EL PERIÓDICO, forma parte de la causa que instruye el Tribunal Superior de Justícia de Catalunya (TSJC) tras unadenuncia de una treintena de pequeños ayuntamientos catalanes a raíz de la retirada de esa subvención. El hecho ha sido reconocido por la propia ‘conselleria’, entonces dirigida por Irene Rigau, en una carta dirigida al TSJC. La partida de esos dos años fue reasignada a conciertos educativos para el pago de la nómina delegada de los trabajadores.

El desvío de esos 81,7 millones revela, en primer lugar, la apuesta por un modelo educativo, el de la escuela concertada, antes que por el sistema público, si bien es cierto que el servicio de las guarderías –con alumnos hasta los 3 años– no forma parte de la enseñanza obligatoria. El apoyo a las empresas privadas de la enseñanza, para que los profesores pudieran cobrar, hizo que los ayuntamientos afectados se vieran obligados a asumir unos costes imprevistos en detrimento de otros servicios municipales. La decisión es, además, un ejemplo de nula transparencia y también cuestiona si la ‘conselleria’ estaba legitimada para llevar a cabo el desvío, es decir, para mover una partida nominal de unos presupuestos aprobados por el pleno, sin hacerlo público ante el Parlament.

Print Friendly, PDF & Email

También te podría gustar...