El depredador Preynat, que abusó de centenares de niños durante dos décadas, condenado a cinco años de prisión

El excura, que solía dirigir campamentos infantiles entre 1971 y 1991, período durante el cual abusó de numerosos jóvenes de entre 7 y 15 años, siguió trabajando en el seno de la diócesis de Lyon hasta 2015 pese a las numerosas denuncias y llamadas de atención que habían llegado en su contra

La confesión del ex cura Preynat: «Durante años, abusé de cuatro o cinco niños a la semana»

«Durante años, abusé de cuatro o cinco niños a la semana». La brutal confesión del pederasta Bernard Preynat, apenas le costará cinco años de prisión. Esta es la sentencia del Tribunal Correcional de Lyon, que se ha hecho pública hoy. La pena, por «agresión sexual a menores», al ser firme, comenzará a ser cumplida de inmediato.

El ya ex sacerdote, de 75 años, obtiene una condena mucho menos dura de la que pedía la Fiscalía, que reclamaba ocho años.

El caso, además, se ha cobrado la pieza del cardenal Barbarin, cuya renuncia fue aceptada por el Papa Francisco hace unas semanas, y que había sido absuelto de encubrimiento en segunda instancia (aunque condenado por el primer tribunal).

La respuesta de la sociedad no está a la altura

François Devaux, presidente de la asociación «La palabra liberada», que agrupa a varias víctimas y que logró llevar al arzobispo de Lyon ante los tribunales, consideró en declaraciones a EFE que la condena es «ejemplar», no tanto por el número de años sino por haber impuesto prisión firme.

«No tengo competencias para saber si es lo suficientemente dura pero en paralelo a la decisión del juez, creemos que la respuesta de la sociedad no está a la altura«, indicó Devaux.

El excura, que solía dirigir campamentos infantiles entre 1971 y 1991, período durante el cual abusó de numerosos jóvenes de entre 7 y 15 años, siguió trabajando en el seno de la diócesis de Lyon hasta 2015 pese a las numerosas denuncias y llamadas de atención que habían llegado en su contra.

Devaux, una de las víctimas de Preynat, estimó que la pederastia no se cura con cárcel sino con tratamientos y apuntó que las sentencias de la Justicia son incoherentes y poco fiables por la divergencia de las decisiones en el caso de Preynat y de Barbarin. Informó además que su asociación ha decidido apelar la decisión sobre Barbarin ante el Tribunal Supremo.

El escándalo en torno a Preynat inspiró la película «Grâce à Dieu», del director francés François Ozon, que se estrenó en Francia en 2019.

Print Friendly, PDF & Email

También te podría gustar...