El Defensor del Menor abre expediente por la expulsión de la joven con ‘hiyab’

No puede intervenir porque hay una denuncia en comisaría, según Canalda, que pide «un poco de sentido común»

El Defensor del Menor de la Comunidad de Madrid ha abierto un expediente sobre el caso de la joven musulmana de 14 años que fue expulsada hace unos días de un examen en el instituto Tierno Galván de Madrid por negarse a quitarse el hiyab (velo islámico). La alumna, que ha decidido llevar el pañuelo desde hace unos meses por su propia voluntad, sigue asistiendo ahora a clase con el velo a la espera de que el claustro decida si puede continuar estudiando en el instituto.

La estudiante es española -su padre es de Ceuta- y, pese a que su madre no lleva el hiyab, ella lo decidió este verano "sin ser forzada". Cuando acudió al examen, el profesor de la materia le pidió que se lo quitara porque le cubría las orejas y no está permitido, dado el incremento de casos de alumnos que acuden con dispositivos electrónicos para copiar en estas pruebas. El abogado que lleva su caso, Iván Jiménez Aybar, es un experto en la materia y conocido por llevar también las historias de otras jóvenes que han vivido situaciones parecidas, como hace un par de años el de la joven Nawja, de Pozuelo de Alarcón.

Jiménez ha enviado un informe a la directora, que se repartirá en el claustro de docentes, en el que se explica que no debería haber problema porque a la alumna se le reconoce fácilmente con el velo. En la normativa del centro se prohíbe que se lleve cualquier prenda que dificulte la identificación del alumno. A juicio del abogado, los profesores se tienen que remitir a lo que el Ministerio de Interior ha establecido para la identificación: se puede lleva el hiyab siempre que dejen al descubierto los rasgos identificativos (desde nacimiento de pelo hasta el mentón).

Tras presentar una campaña en el Metro contra el ciberacoso infantil, Canalda ha explicado que el padre de la joven "se puso en contacto con la institución", que a su vez, habló con la Consejería de Educación. Este departamento ha informado de que, "como suele ocurrir en estos casos, es el reglamento de régimen interior el que marca la posibilidad o no en el centro de que los niños lleven o no cubierta la cabeza".

"En este caso concreto, además, parece que la niña está yendo a clase y el padre ha puesto en marcha una denuncia en la comisaría", ha continuado Canalda, quien ha señalado que esto es un hecho "muy relevante" para el Defensor del Menor, "pues no puede intervenir cuando se judicializa un tema". El Defensor del Menor ha asegurado que esto es algo que viene ocurriendo a lo largo de los últimos años "normalmente a principio de curso" y que siempre "se han adoptado medidas para evitar problemas para unos y otros". "Si se adopta una medida razonable para la niña y, sobre todo, que no le cause ningún problema, es con lo que nos sentiríamos contentos todos", ha considerado.

Preguntado por la posibilidad de que haya más casos similares, ha indicado que no tiene conocimiento de ello y que de los casos que han ocurrido en los últimos años "siempre el Defensor del Menor ha recibido una notificación". En estas situaciones, Canalda ha explicado que se ha hablado con Educación, que ha tomado las medidas para evitar "cualquier tipo de discriminación, que es lo que hay que hacer". "Vamos a poner un poco de sentido común, esperar a ver cómo se soluciona el caso e intentemos que la niña no sufra ningún tipo de acoso por parte de nadie", ha sentenciado.

Print Friendly, PDF & Email

También te podría gustar...