El deán del Cabildo de la catedral de Córdoba asegura que tiene los papeles «bien guardaditos» y que sólo los mostrará ante un juez

El deán-presidente del Cabildo de la Catedral de Córdoba ha asegurado este martes que la institución eclesiástica tiene «bien guardaditos» los documentos que acreditarían su titularidad de la Mezquita-Catedral. Así lo ha manifestado a los periodistas en la presentación de una jornada de arquitectura sobre las cúpulas de la Maqsura del monumento, que se desarrollará el próximo 19 de octubre.

El pasado domingo, el Ayuntamiento de Córdoba hacía público el informe del comité de expertos que ha analizado el devenir de la Mezquita-Catedral de Córdoba y las vías con las que cuenta el Gobierno para recurrir la inmatriculación que la Iglesia Católica llevó a cabo en 2006, cuando se hizo titular del monumento tras un pago de 30 euros.

Cuando la cuestión de la titularidad estatal de la Mezquita-Catedral se encuentra de manera clara en la agenda de la vicepresidenta del Gobierno, Carmen Calvo, Pérez-Moya ya ha dejado clara cuál será la posición de su institución: no mostrar a «todo el que quiera» esos documentos que mostrarían que Fernando III cedió la Mezquita-Catedral a la Iglesia Católica, tal y como siempre ha sostenido el Cabildo-Catedral. Esos documentos sólo verán la luz si los pide «un juez» ya que, ha apostillado Pérez-Moya, «vivimos en un Estado democrática donde hay una separación de poderes entre los público, lo jurídico y lo administrativo».

En relación a esta cuestión, los arquitectos conservadores de la Mezquita-Catedral, Gabril Ruiz y Sebastián Herrero, han resaltado todas las actuaciones de conservación que se han hecho en el monumento a lo largo de su historia, «lo que hace que se encuentre en tan buen estado». Por ello, a juicio de los arquitectos, habría que agradecer al Cabildo dichas intervenciones que han permitido mostrar «al mundo» el estado actual de la Mezquita-Catedral.

Para ambos arquitectos, la cuestión de la titularidad del monumento es una cuestión que está en un «segundo término» ya que lo que prevalece es la «preocupación» que «ha tenido el Cabildo, que ha sido quien siempre lo ha gestionado». En su intervención, además, han defendido los trabajos de conservación que se han hecho en el monumento y que siempre «han estado controlados por la Junta de Andalucía».

Print Friendly, PDF & Email

También te podría gustar...