El «cura» que era un estafador

El "Padre" Pepe, gestor de la residencia de ancianos El Santísimo, de Medina Sidonia (Cádiz) ha ingresado en prisión por orden de la juez de Chiclana, acusado de un delito de presunta estafa a los usuarios de la residencia. Además, en 2002 ya fue detenido en 2002 por un presunto delito de abusos desonestos y agresión sexual en una casa familiar de la asociación benéfica "Obreros de la Cruz". A pesar de predicar la doctrina católica, la Iglesia nunca había aceptado como suya esta orden religiosa

La asociación religiosa, supuestamente benéfica, nunca ha sido reconocida por la Iglesia Católica en España. Los Obreros de la Cruz han sido los encargados de gestionar la residencia “El Santísimo” durante más de 15 años, hasta que fueron apartados de la gestión de la residencia de mayores hace cuatro meses por una orden judicial.

Estafa continuada
La titular del Juztado de intrucción número 1 de Chiclana ha establecido que los responsables del geriátrico llevaban a cabo un supuesto delito de estafa continuada a los ancianos residentes. Por ello ha decretado el ingreso en prisión de Joé Herrera Pérz-Blanco, conocido como el Padre Pepe. Además ha puesto en libertad con cargos a otros tres arrestados, trabajadores del lugar.

Accedían a las cuentas de los enfermos
Los detenidos aprovechaban que algunos de los ancianos de la residencia no contaban con familiares y tenían minusvalías físicas o psíquicas. Tras ganarse su confianza, accedían a las cuentas corrientes de los mayores y se apropiaban de manera indebida de su dinero. Los investigadores creen que han estafado 150.000 euros y que los engaños se remontan a 20 años atrás.

Antecedentes
Esta no es la primera vez que el "Padre" Pepe se enfrenta a la justicia. En 2002 ya fue denunciado por un presunto autor de delitos de abusos deshonestos y agresión sexual. El religioso fue detenido y quedó en libertad con cargos después de ser investigado por la Guardia Civil. Otro de los detenidos fue el “hermano” Guillermo, acusado de los mismos delitos que el "Padre" Pepe y que ahora también ha sido investigado por la justicia en el caso de la estafa.

Los “Obreros de la cruz”
Los denunciados pertenecían a una congregación franciscana conocida como los hermanos de la Cruz Blanca, reconocida por el Obispado. Posteriormente, abandonaron la orden y formaron parte de los Obreros de la Cruz, una pseudo secta religiosa, como han catalogado algunos de los demandantes, que no está reconocida por la Iglesia en España.

Criticas a la Junta
Tras conocerse la noticia, las primeras reacciones han partido de Izquierda Unida, que ha criticado a la Junta de Andalucía por tener una concertación con el centro “El Santísimo”. Desde Cádiz, el parlamentario de IU Ignacio García ha considerado que los hechos prueban la “ineficacia” de los servicios sociales de la Junta. García ha criticado la privatización de algunos servicios que “traen como consecuencia casos como el destapado ahora en Medina Sidonia” y otros “que todavía no han salido a la luz pública”.

Print Friendly, PDF & Email

También te podría gustar...