El creacionismo ya es una asignatura legal en EEUU

Una ley estatal permite a los profesores, en nombre de la «libertad académica», usar en clase materiales que cuestionan a Darwin y defienden la creencia en el Diseño Inteligente

Piyush Bobby Jindal, gobernador republicano de Luisiana (EEUU), firmó días atrás la Ley de Educación en Ciencias, que ha dado entrada extraoficial al creacionismo en los institutos del Estado sureño. Una incorporación por la puerta de atrás, pero que permite la ampliación de los materiales educativos repartidos en el aula en virtud de la defensa de la “libertad académica” del profesor, quien puede recurrir a textos no oficiales para fomentar en los chicos el pensamiento crítico y avanzar en su discusión del darwinismo, por ejemplo.

Barbara Forrest, profesora de Filosofía en la Universidad del Estado de Luisiana, advierte del juego maléfico de sus términos: “El lenguaje de la propuesta aprobada cita la evolución junto al calentamiento global, el origen de la vida y la clonación para generar un debate abierto y objetivo; pero es un intento de tergiversar la evolución para presentarla como una controversia científica”.

Y añade: “La derecha religiosa es muy hábil, se ha apropiado de la terminología de la izquierda progresista, porque sabe que moviliza la sensibilidad de los ciudadanos”. La estrategia renovada elude el término “Diseño Inteligente” y rehusa demostrar que se trata de un procedimiento científico; apela sólo a la libertad del profesor para ampliar los conocimientos de sus alumnos con todo el material disponible.

A la advertencia que hace Forrest se une la Asociación Americana de Profesores Universitarios, desde donde se matiza que la libertad académica no se refiere a la enseñanza en los institutos, para los que hay fijado un temario oficial de ciencia positiva.

"La derecha religiosa se ha apropiado de la terminología de la izquierda"

Esta herramienta es para los docentes de las universidades, que son quienes promueven la investigación y el nacimiento de nuevas teorías.Para los representantes de este colectivo hay en la nueva Ley de Luisiana una utilización abusiva del término; pero la realidad es que la norma está ya en vigor en ese Estado.

Asimismo, se han promovido propuestas similares en los territorios de Florida, Missouri, Carolina del Sur, Alabama y Michigan. En los cuatro primeros fueron desestimadas; el quinto sigue pendiente de resolución.

Tradición creacionista sureña

Luisiana, el creacionismo y Barbara Forrest mantienen una pelea desde hace años. La profesora fue la pieza principal en el caso Edwards contra Aguilar (1987), en el que la Corte Suprema de EEUU derogó un ley de este Estado porque preconizaba la enseñanza del creacionismo y vulneraba el principio constitucional de la separación de poderes.

El testimonio de Forrest fue esencial para demostrar que el Diseño Inteligente era una versión renovada de esta teoría y que debía considerarse un dogma de fe, no como algo científico. El 21 de mayo de este año la profesora también fue llamada ante representantes del poder legislativo de Luisiana, pero no les convenció.

El proyecto de ley salió finalmente adelante, con sólo tres votos en contra en la Cámara de Representantes y por unanimidad en el Senado.El gobernador Jindal tiene un papel más importante de lo que parece en esta trama, entre otras cosas, porque su nombre figura entre los candidatos a formar junto a McCain la pareja republicana de aspirantes a la Casa Blanca.

Bobby Jindal es un hijo de inmigrantes indios convertido al catolicismo y muy cercano al Foro de la Familia de Luisiana, un grupo de presión consagrado a “presentar principios bíblicos en centros de influencia”. De este lobby partió la iniciativa ahora convertida en ley.

Este rango blinda el texto, de modo que las posibles denuncias sólo pueden generar la declaración de ilegalidad de los materiales complementarios. Para que la ley fuera derogada en su totalidad sería necesaria la actuación de la Corte Suprema, que podría intervenir a instancias de grupos como la Unión Americana para la Separación entre la Iglesia y el Estado. Aseguran estar pendientes, pero mientras tanto, ya se puede enseñar Diseño Inteligente; para desesperación de la profesora Forrest.

 Las claves de la polémica

1. Anti-darwinismo 

Aunque el paradigma de la evolución, divulgado por Charles Darwin en 1859, encontró feroces opositores desde su publicación, es en la década de 1920 cuando en EEUU crece el rechazo del darwinismo entre los movimientos fundamentalistas cristianos. La enseñanza de la evolución biológica en las escuelas queda prácticamente bloqueada hasta la década de 1960.

2. Diseño inteligente

En los años 70 y 80 del siglo pasado, sentencias judiciales en EEUU vetan el creacionismo en la educación, según el precepto constitucional de separación entre Iglesia y Estado. Los creacionistas inventan el ‘Diseño Inteligente’, un disfraz pseudocientífico.

3. Pugna legal

En EEUU prosigue la pugna legal. En torno a un 40% de estadounidenses rechaza la evolución, sobre todo evangélicos, pentecostales y adventistas. Un poderoso ‘lobby’ les apoya, contando incluso con un museo.

4. Desembarco euroasiático

Las organizaciones creacionistas promueven su implantación en Europa, donde la tendencia prende en algunos grupos cristianos. El islam también cuenta con su propia versión, financiada por un magnate turco.

Print Friendly, PDF & Email

También te podría gustar...