El coste de la enseñanza pública y de la ideologización privada

Hace un par de meses decían los partidos de izquierdas que no había que hablar del coste del puesto escolar ante una interpelación del PP en el Parlamento foral. No se entiende por qué los defensores de la enseñanza pública no quieren hablar de cifras. Las cifras existen y se deben interpretar. Las cifras por sí solas nada dicen. De la enseñanza privada, lo primero que nos gustaría saber a todos los navarros es cuánto recibe directa e indirectamente de las arcas forales la Universidad de Navarra, dato que sigue siendo sistemáticamente negado por las autoridades navarras a cualquier investigador que lo ha solicitado (2).

El coste del puesto escolar depende de múltiples variables que pueden ser tomadas en cuenta o no, con el resultado de baremos manipulados, aberrantes y dispares. Nos gustaría a todos saber cuáles son las variables que han sido tenidas en cuenta para el cálculo del baremo que se va a utilizar aquí. Sería interesante saber, asimismo, si en el cómputo del coste del puesto escolar están contadas las subvenciones de cualquier tipo o departamento, por ejemplo, para construir unos magníficos polideportivos, saltarse a la torera las normas del PEPRI, vender centros públicos a entidades privadas a un valor muy inferior al de mercado…

Es una falacia neoliberal pensar que el hecho de existir colegios de élite y libertad de elección de centro haga que su hijo pueda asistir a ellos. Su hijo de fuera de Pamplona, Tudela y Estella tendrá que ir a la escuela y al instituto más cercanos, porque allí jamás se instalará uno de esos colegios. Si vive en ellas, el "no hay plazas" se le presentará con diversos ropajes. La élite educa a sus hijos en sus propios colegios. No son absolutamente cerrados pero sí son exclusivos, de manera que se relacionen con los de su propia clase social. La exclusividad es la base de su éxito que, como se verá al final del presente artículo, no lo es tanto.

Discriminación de la enseñanza privada-concertada con la enseñanza pública (3):

1. Nada diré de las calumniosas y sangrantes falacias que desde el Ministerio, el Gobierno de Navarra y desde otros organismos oficiales se están vertiendo contra los funcionarios en general y contra los de educación en particular.

2. El ideario religioso de los centros concertados incompatible con una educación para todos es un elemento de discriminación, y sobre todo a la hora de recoger en sus aulas a alumnos de otras religiones…

3. Uno de los temas que más relevancia se le da a la hora de defender la enseñanza privada-concertada es el de que el coste económico por alumno es mucho menor, 3.488 euros, frente a 6.498 de la red pública. Aceptados estos dígitos sin saber en qué variables se apoyan, ¿por qué esto es así?:

3a. El Estado debe garantizar una educación de calidad a TODOS los escolares hasta los 16 años. Eso obliga a que existan escuelas con pocos alumnos en pueblos o que a estos se les deba pagar un transporte escolar muy caro, costos que repercuten de forma directa en el encarecimiento del servicio. Allí la concertada nunca abrirá un centro escolar. Los suyos están en lugares donde el llenado de sus aulas esté asegurado. En las ciudades y pueblos donde hay concertada hay centros públicos infrautilizados y aulas con un número de alumnos muy inferior al normal, con el consiguiente encarecimiento para la pública. El porqué de esto es muy claro, porque la élite quiere educar a sus hijos en sus propios colegios y porque en ellos no hay alumnos NNEE.

3b. La enseñanza pública ofertaba un abanico de asignaturas optativas muy superior a la privada-concertada lo que encarece el puesto escolar al aumentar la plantilla de profesores y bajar la ratio en las optativas. Estos dos apartados (3a y 3b) emanan de la propia Ley Orgánica 2/2006, de 3 de mayo, de Educación, CAPÍTULO IV. Artículo 11.

3c. Mayor explotación laboral en el caso de la privada-concertada. Pagan menos a su personal y tiene mayores ratios por clase. Este aumento, en las grandes zonas urbanas, debido a la duplicidad, genera una infrautilización de parte de la red pública.

3d. Carga sobre la pública el alumnado de NN.EE, y sobre todo de la inmigración. Un total de 2.062 alumnos con Necesidades Educativas Especiales (NNEE) siguen este curso enseñanzas obligatorias y postobligatorias. La mayoría de ellos, 1.792 (el 87%) están matriculados en centros ordinarios (1.216 [73,5%] en la red pública y 576 [26,5%], en la privada-concertada, en al que hay centros que no tienen alumnado de este tipo), y el resto, 270 (13%) en centros públicos de educación especial. Eso supone que el 75% de esos más de 600 profesionales, entre especialistas en Pedagogía Terapéutica, maestros en Audición y Lenguaje y cuidadores les atienden en los centros públicos y concertados, más otro altísimo porcentaje de profesionales deban atender a otras medidas paliativas para aminorar los efectos de la diversidad en la ESO: tutoría personalizada, la optatividad, los agrupamientos flexibles, el refuerzo, la repetición de curso y las medidas organizativas grupales de adaptación curricular: PCA, DC, UCE, PCPI y PCPIE, PROA, PIL… Agrupaciones todas ellas con ratios bajísimas, lo que encarece enormemente la escuela pública.

Donde existen mayores diferencias todavía y clama a la más elemental justicia es en el injusto e ilegal reparto de alumnado emigrante y minorías étnicas. Nada se está haciendo porque algunos centros se conviertan en guetos, con lo que ello conlleva de "brecha" académica y social entre unos centros y otros. Más del 80% en la red pública y el resto en algunos colegios de la privada-concertada (la pobre). Esto hace que el porcentaje de repetidores aumente y que el número de cursos por nivel disminuya con el consiguiente encarecimiento de la red pública. "Los cálculos realizados ponen de manifiesto que las plazas escolares que ocuparon los inmigrantes en el curso 2005/2006 supusieron un coste de 1.268 millones de euros en la escuela pública y 211,3 millones en la privada-concertada". Un 86,5 % de gasto para la pública y un 14,5 % para la privada-concertada.

Lo dicho anteriormente es si solo se tiene en cuenta los emigrantes de primera generación; si añadiésemos los de segunda generación el desequilibrio es muchísimo mayor. Cuarenta centros públicos tienen un porcentaje superior al 25%, de los que 18 están en Pamplona y su Comarca. Más de la mitad de estos cuarenta centros tiene un 40% del alumnado extranjero y en ocho se alcanzan índices superiores al 80%; en primaria algún colegio roza el 100 %; en la ESO los hay con el 50 % y más.

3e. El gasto inicial de curso está estimado para: instituto (595 €), colegio (850 €). A lo que hay que añadir en la concertada un promedio de 200 euros al mes de transporte y comedor, quienes lo utilizan.

3f. El uso público de los espacios de la pública fuera de los horarios escolares no está contabilizado como rentabilidad social difícilmente reconvertible en rentabilidad económica.

3g. Sería interesante saber qué aspectos son tomados en cuenta a la hora de hallar esos precios por plaza escolar: el precio suelo, el de las construcciones escolares, los servicios de Inspección, los colegios especiales, los servicios especiales como el CREENA, los CAP…, ¿se tienen en cuenta en dichas cifras?

4. La diferencia de sueldo del profesorado está relacionada con la carrera administrativa. Unos no tienen dicha carrera administrativa y otros, los de la pública, han tenido que superar sucesivas oposiciones, recorriendo diversas poblaciones, a veces muy alejadas de su tierra, para volver a trabajar en Navarra. Dichas oposiciones significan escalas administrativas y por tanto niveles salariales, como en cualquier otra parte de la administración y de las empresas. Tampoco para ser político hace falta hacer oposiciones, sino un dedo amigo que te incluya en las listas o te coloque en un buen puesto magníficamente remunerado.

5. La imposición de cuotas aunque tengan carácter voluntario supone en la práctica un medio para segregar a los alumnos con pocos recursos económicos, que se concentran en la pública, según la confederación laica de padres CEAPA. En algunos centros concertados de Pamplona se pagan más de 200 euros al mes, no contabilizados en los dígitos reseñados.

6. La diferencia mayor se presenta en la admisión de alumnos; solo 31% de los directores (coincide aproximadamente con los centros privados) frente al 79% en el promedio de la OCDE dicen disponer de autonomía en este sentido. Los directores de la pública deben acoger a quien vaya, en muchos centros de la concertada la realidad es que son los centros los que seleccionan al alumnado.

Con lo que defender dichas proposiciones supone defender privilegios para unos pocos, estar a favor de una situación injusta, crear guetos elitistas con el dinero devengado de la enseñanza pública y a otra parte de la privada-concertada. Esto supone:

– que su hijo no tenga sitio en esos colegios,

– que en la clase de su hijo el número de repetidores sea mucho mayor,

– que el de emigrantes pueda superar al de locales,

– que si es de NNEE tenga que ir a la pública en un porcentaje mayoritario,

– QUE LA ENSEÑANZA PÚBLICA SEA MÁS CARA… PERO NO PEOR.

De todo esto, la culpa no es de los abnegados y vilipendiados profesionales de la enseñanza, pública o concertada, sino de todos los políticos que sin haber realizado oposición alguna y, con menos preparación y dedicación que el profesorado, consienten que sucedan las citadas injusticias y, no contentos, toman medidas para degradar un servicio que es una inversión fundamental para el mañana de los jóvenes de hoy y para el futuro de nuestra comunidad.

Print Friendly, PDF & Email

También te podría gustar...