El «convenio de las goteras» entre Diputación y Arzobispado de Burgos restaura 9 templos burebanos en cinco años

El ‘convenio de las goteras’, que sustentan económicamente la Diputación Provincial y el Arzobispado de Burgos, ha beneficiado durante los últimos cinco años a 9 templos burebanos que en conjunto han recibido 205.000 euros para acometer obras valoradas en más de medio millón. La localidad que mejor parada ha salido en el reparto de fondos con cargo a la convocatoria de subvenciones para la restauración de iglesias, ha sido Cubo de Bureba al recibir una ayuda de 28.000 euros en dos ocasiones distintas. Fuentes municipales explican que el deterioro del monumento comenzó en 2009 como consecuencia de un grave vendaval que desplomó la torre. A raíz de aquel suceso, los vecinos se movilizaron en busca de financiación. Desde entonces y hasta ahora, se han invertido en el templo unos 170.000 euros. Una parte ha sido aportada por los propios vecinos. Con motivo de las obras, los oficios religiosos tuvieron que trasladarse temporalmente a dependencias municipales. Los otros ocho templos burebanos que han conseguido ayudas en el último lustro son los de Quintanilla San García, Poza de la Sal, Cereceda, Fuentebureba, Fresno de Rodilla, Calzada de Bureba, Santa María del Invierno y Castil de Lences. En la comarca burebana, la conservación de las iglesias es una preocupación permanente dada la carga simbólica que tiene para los vecinos mantener en pie estos monumentos en los que se han celebrado durante décadas bautizos, bodas y funerales.

Las nuevas ayudas

El convenio de este año 2015 para la financiación de obras de restauración de iglesias en la provincia cuenta con un presupuesto global de 600.000 euros. La Diputación Provincial aporta 400.000 euros y el Arzobispado los 200.000 euros restantes. La presentación de solicitudes ya está cerrada y queda pendiente conocer qué iglesias serán las agraciadas concretamente.
Para la selección de los beneficiarios se tiene en cuenta que las intervenciones propuestas continúen con alguna fase de ejecución incluida en convocatorias inmediatas anteriores, la urgencia de las obras y el valor histórico de los inmuebles, entre otros. En 2014, fueron 129 las solicitudes presentadas de las que tan sólo pudieron aprobarse 34 proyectos por «insuficiencia presupuestaria». Cada uno de los templos afortunados se repartieron ayudas que oscilaban entre 3.000 y 41.000 euros.

Ingente patrimonio

Para las instituciones que sustentan el convenio,  rehabilitar a corto plazo el ingente patrimonio diseminado por la provincia exigiría de la inversión de cientos de millones de euros. Por ello, la apuesta pasa por realizar un trabajo continuado y encabezado por los propios ayuntamientos, que no solo promueven las obras, sino que se implican en su ejecución aportando el 20 por ciento del presupuesto total para poder sacar adelante las obras proyectadas.

Print Friendly, PDF & Email

También te podría gustar...