El congreso de la intolerancia

25 de Mayo, en el año 325 en la ciudad de Nicea se celebró el primer concilio ecuménico de la cristiandad.

‘Durante los tres meses que duró el concilio, trescientos obispos aprobaron algunos dogmas necesarios en la lucha contra las herejías, y decidieron que la palabra herejía, del griego Hairesis, que significaba elección, pasara a significar error. O sea: Comete error quién elige libremente y desobedece a los dueños de la fe.‘ Eduardo Galeano ‘Los Hijos de los días’.

El congreso mundial de la familia celebrado hoy 25 de Mayo en Madrid, ha sido el congreso contra todo aquel que no acepte como única familia la católica, apostólica y romana. La pléyade de ponentes se dedicó única y exclusivamente a insultar, minusvalorar y acusar al resto de ciudadanos que no piensan como ellos de atacar a la familia católica por el simple hecho de no compartir su visión de la vida, y por llevar una vida diferente a la que ellos consideran como única posible y aceptable. No solo cometen un error al llevar una vida fuera de la familia católica, atacan y agreden a lo sacro de la familia por cometer ese error.

Discursos que son una loa a la intolerancia, a la intrasingencia sobre la existencia de otros modos de vivir tan respetables como el que ellos han elegido para su existencia. Los Ataques a la familia para los ponentes del congreso son el uso de la denominación matrimonio para otras uniones que no sean la que ellos consideran válida, la existencia de la homosexualidad, que para el Cardenal Ennio Antonelli debe circunscribirse al ámbito privado y no hacerse público. La decisión de ciudadanos de usar métodos anticonceptivos en su ejercicio de la libertad sexual es para el Cardenal también un ataque a la familia, que considera además una agresión el uso de anticonceptivos para prevenir enfermedades.

Si quieres evitar contagiarte de SIDA estás agrediendo a la familia.

La existencia del aborto es otro de los ataques a la familia que se han expuesto en el congreso de la intolerancia. Declarando el señor Donald Feder que los abortos han asesinado a más seres humanos que la segunda guerra mundial, frases grandilocuentes, con escaso rigor y gran carga de populismo.

Una de las ponencias estrella que ha sido recibida con aplausos vítores y bravos, ha sido la del Obispo Reig Pla, en su discurso ‘La familia sin ideología’, considera un ataque a la familia el ejercicio de la libertad por parte de los que no comparten su visión de la vida, calificándolo de una visión perversa de la libertad. Acusando a la revolución sexual y a las familias monoparentales y homosexuales de atacar el modelo de familia tradiciona, por su simple existencia.

Print Friendly, PDF & Email

También te podría gustar...