El Congreso de EE UU sigue confiando en Dios

Una votación parlamentaria reafirma el lema «In God we trust», grabado en los billetes y esculpido en los edificios federales de justicia

No es que antes no lo hiciera –sólo hay un ateo en el Capitolio de Washington- , pero ante las dudas, un grupo de congresistas decidió plantear ayer una votación una moción que reafirmase el lema nacional In God we trust (En Dios Confiamos) que está grabado en los billetes de curso legal –Dios y dinero- y esculpido en los edificios federales de justicia –Dios y sociedad civil-.

Por 396 votos a favor y 9 en contra, la resolución simbólica planteada por la representante republicana Randy Forbes pasó y Dios seguirá presente en el Congreso, por si alguien lo había olvidado o corría riesgo de. “En tiempos de desafíos o tragedias, el pueblo de Estados Unidos siempre se ha girado hacia Dios como su fuente de sustento, protección, sabiduría, fortaleza y norte”, declaró Forbes.

La legislación estaba patrocinada por 64 miembros del Congreso, entre ellos varios demócratas, como el representante de Oklahoma Dan Boren, el de West Virginia Nick Rahall o el de Arkansas Mike Ross. Pero las voces de descontento del grueso de las filas del Partido Demócrata también se dejaron oír aunque no tuviera luego casi reflejo en la votación. Para el Partido que ahora ocupa la Casa Blanca y domina en el Senado, la propuesta de Forbes “sólo crea un enredo innecesario y excesivo entre Gobierno y religión”.

“Debemos de recordar que EE UU se compone de gente de distinta fe, y de gente que no posee creencias religiosas de ningún tipo, como es su derechos”, alegaron los contrarios a la propuesta. “Que esta legislación salga adelante enviará el mensaje –como la antigua juez del Tribunal Supremo Sandra Day O´Connor predijo en su día- a los americanos de que nuestro Gobierno favorece la religión, y en concreto una religión sobre otras, en clara violación de nuestras leyes”.

Guiño a la base religiosa de los republicanos

Es obvio que la propuesta de Forbes buscaba satisfacer a la base más religiosa del Partido Republicano de cara a las elecciones presidenciales de 2012, propuesta que los demócratas consideran inútil por lo aceptada que está. «Según las últimas informaciones de que disponemos, In God we trust es el lema nacional adoptado por Estados Unidos desde 1956″, ironizó Nadeam Elshami, portavoz de Nacy Pelosi, la líder demócrata en la Cámara.

En su defensa, la promotora de la moción insiste en que no vale con que el lema esté escrito en los muros de los edificios federales o las cortes de justicia o los billetes en curso sino que es algo más, son “los cimientos sobre los que nuestra nación se ha construido”. Ahora, tras la aprobación de esa legislación simbólica, los centros educativos y edificios oficiales serán animados a que desplieguen la consigna por sus estancias, advirtiendo a sus ciudadanos de que confían en Dios.

Theodore Roosevelt ya advirtió allá por 1907 de los peligros de mezclar a Dios con el vil metal. “Poner semejante lema en el dinero no sólo no hace bien sino que provoca daños, es irreverente y casi se acerca al sacrilegio”, escribió el presidente.

Print Friendly, PDF & Email

También te podría gustar...