El checheno detenido en Rusia confiesa que asesinaron a Nemtsov por sus críticas al islam

 

Zaur Dadáev, uno de los cinco chechenos detenidos por el asesinato de Borís Nemtsov, confesó ser el autor intelectual y único organizador del crimen.

Así lo han asegurado las autoridades rusas, que dicen tener pruebas que ratifican la confesión, y que ya anunciaron la confesión de otro de los detenidos.

Zaur Dadáev, el checheno detenido por el asesinato de Borís Nemtsov, confesó ser el autor intelectual y único organizador del crimen, motivado por las críticas del opositor ruso al islam y por su apoyo al semanario francés Charlie Hebdo, según una fuente policial citada por la agencia rusa Rosbalt.

«Dadáev ha confesado de facto ser el organizador del crimen» por las reiteradas críticas de Nemtsov contra los musulmanes que viven en Rusia, contra el profeta Mahoma y el propio islam, dijo a Rosbalt una fuente policial muy próxima a la investigación.

El exagente de las fuerzas especiales chechenas, en cuya defensa ha salido el líder de la república norcaucásica, Ramzán Kadírov, ha revelado a la investigación todos los detalles del asesinato y ha reconocido la participación en el crimen de los otros cuatro detenidos, según las autoridades rusas, que creen tener pruebas suficientes para apoyar la confesión de Dadáev «por lo que ya no hay que esperar grandes revelaciones o detenciones en el marco de la investigación», agregó la fuente de Rosbalt.

El exagente de las fuerzas especiales chechenas, en cuya defensa ha salido el líder de la república norcaucásica, Ramzán Kadírov, ha revelado a la investigación todos los detalles del asesinato, según la fuente, y ha reconocido la participación en el crimen de los otros cuatro detenidos.

Tras decidir, según la versión oficial, que el político liberal ruso debía ser castigado por sus críticas al islám, Dadáev se puso en contacto con dos de sus sobrinos, Zaur y Shajid Gubáshev, que llevaban una década viviendo en las afueras de Moscú, y que a su vez implicaron en la trama a otros dos chechenes, Tamerlán Ekserjánov y Jamzat Bajáev.

Según la investigación, los sospechosos supieron a través de internet que a las 20.00 hora local del 27 de febrero Nemtsov acudiría a los estudios de la emisora Eco de Moscú para participar en un programa en directo. Las grabaciones de las cámaras colocadas en los alrededores del estudio indican que los presuntos asesinos siguieron a su objetivo en coche precisamente desde esa localización, según la información de Rosbalt.

Unas horas más tarde, sobre las 23.30 hora local, Nemtsov fue asesinado de cuatro tiros en la espalda cuando paseaba con la modelo ucraniana Anna Durítskaya por un puente en pleno centro de la capital rusa, a escasos metros de la Plaza Roja. Al parecer, los asesinos le siguieron primero hasta un centro comercial en la Plaza Roja, donde cenó con su amiga de 23 años, y luego hasta el puente donde según la confesión de Dadáev decidieron quitarle la vida.

Poco después del sangriento atentado contra la redacción de Charlie Hebdo el pasado mes de enero, Nemtsov apoyó a los periodistas del semanario francés y justificó sus caricaturas contra Mahoma. Escribió en su blog de Eco de Moscú que «el islam se encuentra en le edad media» y calificó la tragedia de Francia y el terrorismo yahadista como «la inquisición islámica».

Segunda confesión

El Servicio Federal de Seguridad (FSB, antiguo KGB) detuvo el sábado a cinco individuos originarios de Chechenia, aunque pocos son los que creen que Nemtsov fuera víctima de un atentado terrorista el pasado 27 de febrero cerca del Kremlin. De hecho, los investigadores consideran que Nemtsov fue asesinado por encargo por un grupo de criminales a sueldo que actuó por motivos puramente económicos.

Sin embargo, las autoridades rusas informaron de que otro de los chechenos detenidos por el asesinato del opositor ruso había confesado este domingo su implicación en el crimen, por lo que aún quedan tres sospechosos en prisión preventiva que defienden su inocencia. «Zaúr Dadáev ha admitido su implicación en el crimen. La culpabilidad de Dadáev está confirmada, además de por su confesión, por todas las pruebas recabadas», dijo la jueza, Natalia Mushnikova, durante la vista en el tribunal Basmanni de la capital rusa.

Tanto el abogado de la familia de Nemtsov, como otros opositores, diputados y defensores de los Derechos Humanos han pedido a las autoridades que encuentren no sólo a los autores materiales del crimen, sino también a los que lo encargaron.

Además, critican a la policía por tardar más de diez minutos en llegar al lugar del crimen, cuando el puente sobre el río Moscova cerca de la plaza Roja donde Nemtsov recibió cuatro balazos en la espalda estaba atestado de policías.

«Estoy segura de que fue un asesinato por encargo. Lo mataron porque estaba en contra del Kremlin. Eso está claro», dijo a la prensa alemana su hija Janna, quien responsabiliza al Kremlin de la muerte de su padre y cree que la Justicia nunca castigará a los auténticos culpables.

 

Print Friendly, PDF & Email

También te podría gustar...