El caso de la mezquita de Sevilla perjudica a todas las confesiones

El fallo del TSJA dificulta la cesión de suelo para la construcción de templos

Consecuencias jurídicas imprevistas. El recurso de los vecinos del barrio de Los Bermejales en Sevilla en contra de la construcción de una mezquita tiene un actor perjudicado que no estaba en el guión: la Iglesia católica. La Comunidad Islámica no podrá construir su templo en ningún Suelo de Interés Público y Social (SIPS) al ser un "equipamiento comunitario de uso privado", según estableció la sentencia del Tribunal Superior de Justicia (TSJA). Esto restringe de manera severa las posibilidades de un convenio con el consistorio, y muy probablemente la Comunidad Islámica deberá comprar su propio terreno y gestionar su construcción sin ninguna ayuda pública.

Pero al sentar jurisprudencia sobre el ámbito privado de la religión y el uso de terrenos públicos, la sentencia del TSJA ha plasmado de pronto un nuevo mapa en la tradicionalmente cordial relación Iglesia-administraciones públicas andaluzas. Desde ahora, estarán prohibidos dichos convenios municipales con cualquier confesión religiosa, en Sevilla y las otras siete provincias andaluzas.

La sentencia desarrolla la Ley de Bienes para Entidades Locales de Andalucía de 1999, y que desarrolla el Reglamento de 2006. La principal institución que tradicionalmente ha logrado acuerdos con los ayuntamientos de la comunidad para la cesión de suelos de titularidad pública donde construir templos, es la Iglesia católica. A partir de ahora, si alguna confesión religiosa recurriera la cesión de suelos de los ayuntamientos a la Iglesia, ganaría previsiblemente el caso.

Un portavoz del Arzobispado de Sevilla rehusó ayer valorar este nuevo panorama, a la espera de un análisis más sosegado de la situación.

De este modo, todos los nuevos templos deberán obtener sus suelos a través de concurso público. "Evidentemente, ya no se puede hacer como hasta ahora porque la sentencia deja todo muy complejo para la Iglesia anglicana, evangélica y sobre todo católica", valoran fuentes del Ayuntamiento de Sevilla.

El informe elaborado por los servicios jurídicos de la Gerencia de Urbanismo sevillana es tajante sobre la cesión de una parcela en la Isla de la Cartuja, tras desechar la primera opción de Los Bermejales: "La parcela en La Cartuja (…) está calificada como equipamiento comunitario pero también de carácter público. En consecuencia, la situación es idéntica a la que ha desautorizado el TSJA en la sentencia arriba citada".

La única opción que le resta a la Comunidad Islámica sería obtener del Ayuntamiento un suelo SIPS de carácter privado, pero fuentes municipales consideran "muy difícil, casi imposible", obtener un solar de estas características en Sevilla, con los 6.000 metros cuadrados que necesita la mezquita. El presidente de la Comisión Islámica, Malik Ruiz, avanzó, tras conocer el informe del consistorio, que encargará a sus servicios jurídicos un "estudio comparativo con respecto a las cesiones anteriores realizadas a otras confesiones".

El delegado de Urbanismo, Alfonso Gómez de Celis (PSOE), remarcó la revolución silenciosa que puede suponer la sentencia para la Iglesia. "Influye desde ahora para toda Andalucía y para todo tipo de confesión religiosa. Ya no habrá las mismas facilidades que teníamos a la hora de posibilitar suelos, por lo que habrá que abrir una nueva vía".

Esa nueva vía son los concursos públicos para entidades religiosas, y estas instituciones deberán presentarse al mejor postor, ya que los suelos SIPS de carácter privado son "la rara avis" del planeamiento, en palabras de un técnico. Gómez se reunirá con la Comunidad Islámica para "ver cuál puede ser la solución para albergar una mezquita en la ciudad".

Print Friendly, PDF & Email

También te podría gustar...