El Cardenal Napier: los pedófilos no merecen « ser castigados »

El expediente de los sacerdotes pedófilos habrá esperado sólo algunos días después de la elección del papa Francisco para rehacer superficie.

El cardenal sudafricano Wilfrid Fow Napier, arzobispo de Durban, puso en marcha la polémica declarando que la pedofilía no es un crimen. « Es una enfermedad » declaró poco después de su salida del Cónclave de Roma,al micro de la BBC.

El que a menudo se presenta como un " amigo de Nelson Mandela » hasta reconoce conocer personalmente « por lo menos dos sacerdotes » que practican la pedofilia. El arzobispo considera que estos últimos, abusados durante su infancia, no merecen ser castigados.

« Conozco por lo menos a dos sacerdotes que se volvieron pedófilo después de haber sido abusados en su infancia.

Ahora, no me diga que esta gente es penalmente responsable, que escogieron hacer esto. No creo que se pueda tomar tal posición y que merecen ser castigados.

Sabe usted, ellos también sufrieron. »

Desde entonces, el Cardenal está obligado de defenderse y justificarsesobre su cuenta Twitterde la que es un gran adepto.

« Enfrentar los desafíos de la Iglesia »

El " defensor infatigable de los derechos del hombre », como lo presentaun retratodel periódico La Croix (diario católico de Francia), había luchado, antes del Cónclave, por un papa que « deberá proseguir la purificación de la iglesia ».

Había declarado:

« Le harán falta a este papa la sabiduría y la energía necesaria para enfrentarse con los desafíos de la Iglesia sobre todo el planeta»

La iglesia católica, en numerosos países, está perseguida por asuntos de sacerdotes pedófilos que no acaban de atormentarla. Hace apenas unos algunos días, la iglesia registrabala dimisión por motivo de «gestos fuera de lugar » del Cardenal Keith OBrien , Arzobispo de Edimburgo, que debió abandonar sus funciones a la petición expresa de Benito XVI.

Igualmente, antes del Cónclave, el cardenal de Los Angeles,Roger Mahony, reactivó también la polémica. Estaba acusado de haber protegido a un sacerdote pedófilo, que reconoció los hechos para dos de las víctimas, y condenado a prisión, aceptó pagar diez millones de dólares a las cuatro víctimas del sacerdote.

¿Crimen o enfermedad?

La "pedofilia", es decir etimológicamente « la atracción sexual de un adulto hacia los niños, las chicas o los chicos » no es un delito en Francia por ejemplo. En cambio, el pasar al acto constituye un crimen sancionado severamente por la ley.

Entonces está considerado como una " agresión sexual " o una "violación" que puede ser objeto de circunstancias agravantes si el menor tiene edad de menos de 15 años.

Roland Coutanceau, psiquiatra, experto criminología sexual y presidente dela liga francesa para la salud mental dice que los pedófilos no son para él "enfermos":

« Para la psiquiatría, la pedofilia es primero una realidad del fantasma. Está considerado como pedófilo el o la que siente una excitación sexual hacia un cuerpo de niño prepúber. Podemos pues ser pedófilos sin haber pasado al acto.

Las instituciones a cargo de la infancia piden tests (pruebas) para descubrir el rastro a los pedófilos en potencia. En el mejor de los casos lo que se podría descubrir es la presencia de fantasmas pedófilos. Pero el fantasma no crea el pasar al acto.

Esta noción es difícil de admitir para la mayoría de nosotros, porque los fantasmas pedófilos molestan y asustan. »

Para el especialista, la pedofilia no es, en sí, una atracción problemática con tal que la persona concernida se limite al estado del fantasma. Un hombre normal « no va automáticamente a arrojarse » sobre una mujer si experimenta fantasmas respecto a ella.

« Lo que es peligroso, no es la existencia de fantasmas en una persona, es su inmadurez que hace que se autoriza a agredir el prójimo, sea su víctima un hombre, una mujer o un niño. »

Vaticano y la " tolerancia ninguna”

El Vaticano, sobre todo desde Benito XVI, parece haber condenado más firmemente los asuntos pedófilos.

Según los especialistas, Benito XVI se mostró más duro con respecto a los escándalos sexuales en los cuales los sacerdotes fueron implicados.

Tenemos siempre en mente la convocatoria excepcionalde 24 obispos irlandeses en 2010 en el momento de un escándalo importante sobrevenido en el país. En la época, el papa había abiertamente hablado de " crimen odioso " para el cual hacían falta medidas "concretas".

Más tarde,en febrero de 2010 el papa había designado la pedofilia como un " crimen atroz " y un " pecado grave que ofende a Dios y hiere la dignidad de la persona humana ».

Estamos lejos

Traducción de Apure Yvorra

Archivos de imagen relacionados

  • cardenal Napier
Print Friendly, PDF & Email

También te podría gustar...