El cardenal Cañizares preside la misa de la Guardia Civil en el cuartel de Cantarranas en Valencia

Los valencianos se suman hoy a la festividad de la Virgen del Pilar con numerosas celebraciones. Misas, ofrendas y bailes tradicionales centran el programa previsto en Valencia y también en otras localidades. En la capital, la parroquia del Pilar concentra la mayor parte de los actos y también los más significativos ente una buena muestra de tradiciones enraizadas entre los valencianos y los aragoneses residentes en la Comunitat.

El templo parroquial, en el centro histórico de la ciudad, acogerá al mediodía la misa baturra impulsada por el Centro Aragonés de Valencia. Antes de la eucaristía tendrá lugar la ofrenda a la imagen de la Virgen del Pilar.

En este acto de homenaje popular puede participar cualquier persona. «El único requisito que se exige es acudir vestido con el traje regional aragonés», tal como indicaron fuentes de la entidad, que cuenta con un millar de socios. Al finalizar la ofrenda y la misa, y ya en la sede del Centro Aragonés, se ha organizado una comida para los socios y el tradicional festival de jotas.

Los de hoy serán los actos centrales en honor a la Virgen, pero el programa ya se inició anoche en la plaza del mismo nombre del Pilar. En este histórico punto de la ciudad se celebró hasta bien entrada la madrugada un festival de jotas y se cantó la salve. Todos estos actos, impulsados por el Centro Aragonés de Valencia, se celebran en la ciudad desde 1870, aunque el centro actual se constituyó en 1918.

Pero ya en el siglo XVII se encuentran muestras de la devoción por esta advocación mariana en Valencia, aunque también relacionadas con los aragoneses. La devoción a la Virgen del Pilar se extendió en la diócesis «fundamentalmente», señalan desde el arzobispado, de la mano de los religiosos dominicos, que erigieron los religiosos dominicos dedicándolo a esta advocación mariana.

La orden religiosa, como explica Alfonso Esponera, dominico historiador y profesor de la Facultad de Teología, llevó adelante el proyecto impulsada por la última voluntad de Baltasar Simó de Valterra, un aragonés afincado en Valencia «vinculado a los dominicos, pues confesaba con Jerónimo Prada y San Luis Bertrán, y devoto pilarista. Fue un hombre muy piadoso»

Simó de Valterra sufragó el convento y determinó que sus moradores tendrían que atender «a los enfermos del cercano Hospital General, que entonces se encontraba en el barrio de Velluters», circunstancia que resulta llamativa porque aquellos dominicos «eran frailes de estricta observancia» y como se sabe, la misión de esta orden religiosa les daba el nombre de «predicadores», relata Esponera.

400 años del convento

El convento «se erigió el 21 de noviembre de 1615, hace ahora 400 años» y en los ejercicios siguientes se acabó de construir. Finalizadas las obras se vio cumplida la voluntad que aquel aragonés, que se había casado con una valenciana, manifestó en su testamento «en el año 1614».

La construcción constaba, conforme a la información del dominico Esponera, del edificio conventual y de una iglesia: «Fue un convento pequeño; el más importante era el de Santo Domingo, donde hoy se encuentra Capitanía», pero tuvo gran importancia para los valencianos.

La historia avanzó en un convento cuya comunidad se dedicaba a «atender y ayudar a bien morir a los enfermos del antiguo Hospital General», hecho que unido a «estar dedicado a la Virgen del Pilar» hasta que en 1836 fue expropiado durante la desamortización «el convento se convirtió en cuartel militar».

Ya en el siglo XX quedó reducido a un solar y «el templo pasó a la diócesis» y así ha llegado hasta la actualidad la parroquia del Pilar y San Lorenzo, dos dedicaciones vinculadas con la cultura religiosa aragonesa, que se encuentra en el número de 42 de la calle Guillem de Castro.

La festividad de hoy en la diócesis valenciana no se limita a la capital, también varios pueblos homenajean a la Virgen del Pilar. Localidades como Alcalá de la Jovada, en el área alicantina que pertenece a la diócesis de Valencia, y Bonrepòs i Mirambell la festejan como patrona local. Pero, además tienen parroquia dedicada a esta advocación mariana en Catarroja, Bonrepòs y Mirambell Contreras, Algemesí y Les Cases de Bárcena.

En el programa de celebraciones previstas para hoy se incluye la misa organizada por la Guardia Civil en honor de su patrona.

El cardenal arzobispo de Valencia, Antonio Cañizares, presidirá la eucaristía en el en el cuartel de Cantarranas de Valencia, según confirmaron desde el arzobispado.

La celebración contará con la presencia de los máximos responsables del instituto armado en la Comunitat Valenciana, miembros del cuerpo y representantes de las distintas administraciones, como explicaron las mismas fuentes.

La fiesta que ha organizado la Guardia Civil se completará tras «la celebración de la eucaristía» con el acto oficial que incluirá la entrega de condecoraciones, el homenaje a los caídos y un desfile militar.

La Virgen del Pilar es patrona de la Guardia Civil desde que en el año 1913 así lo determinara el rey Alfonso XIII «recogiendo el sentir de sus integrantes».

Será la segunda ocasión en la que el cardenal Antonio Cañizares preside esta celebración desde su llegada a la ciudad como arzobispo. El año pasado también participó en la celebración pocos días después de la misa de toma de posesión de la diócesis.

Print Friendly, PDF & Email

También te podría gustar...