El cardenal Cañizares: «No vamos a negociar sobre la clase de Religión, sino a exigir los derechos de los padres»

Sobre el Gobierno PSOE-Unidas Podemos: «Buscan una nueva cultura, a una nueva visión del hombre, a un nihilismo, a un laicismo, eso es lo que más me preocupa»

«España no ha dejado de ser católica, aunque vivimos en un humus cultural secularizado, y laicista incluso. La Iglesia española necesita aire». El cardenal de Valencia y vicepresidente de la Conferencia Episcopal, Antonio Cañizares, defiende los valores morales del cristianismo para la sociedad española frente a «la nueva cultura de nihilismo y laicismo» que, en su opinión, busca el Gobierno de Unidas Podemos y el PSOE.

En una extensa entrevista, el purpurado pone como ejemplos «la eutanasia y el aborto», pero se muestra especialmente preocupado por la futura ley de Educación que plantea el Gobierno. «No vamos a negociar sobre la clase de Religión, sino a exigir unos derechos de los padres», asegura. «En este momento la clase de Religión las tienen los musulmanes, los judíos, todas las confesiones cristianas… no hay ningún privilegio para la Iglesia. Y no es en virtud de los acuerdos Iglesia-Estado, sino de la Constitución, que reconoce un derecho fundamental», añade, insistiendo en que se rompen los acuerdos «si la Religión no es considerada una enseñanza fundamental en el curriculum». «No podemos volver a alternativas ridículas, como la del parchís».

«Necesitamos hacer un gran pacto mundial por la educación, que nos lleve a una educación para la concordia, para la memoria de futuro que tenemos que construir entre todos, no una memoria de la que tengamos que avergonzarnos», apunta Cañizares, que cree que este Gobierno «no demuestra ir por ahí», y sostiene que, la «intención» del veto parental es «que se llame la atención sobre el derecho que tienen los padres y que nadie les puede quitar. Libertad de enseñanza, libertad para elegir, también los contenidos, que sea protegido ese derecho, que es primario, anterior al Estado».

«No acoger a los inmigrantes no es cristiano»

«Estamos haciendo una sociedad discriminada y discriminatoria. Quien está conmigo, de acuerdo; quien no está conmigo, fuera, excluido», lamenta Cañizares, quien se muestra crítico con el Gobierno por desentenderse de los refugiados una vez llegan a España –»Los reciben en el puerto, y luego los dejan, y elevan las vallas»–, pero también critica actitudes como las de Vox: «La labor de la Iglesia es formar a los cristianos, ofrecer pautas morales que digan que no acoger a los inmigrantes no es cristiano».

Pese a todo, el vicepresidente de la CEE aboga por «llegar a acuerdos» con el Gobierno, y recuerda su «estupenda relación» con Carmen Calvo en etapas anteriores, especialmente durante el Gobierno Zapatero. «Me llevaba bien, se consiguieron muchas cosas. Ellos también estuvieron abiertos al acuerdo», recuerda. Y es que fue Cañizares quien, entre otros acuerdos, consiguió el incremento del 0,7 en la Renta para los obispos.

IBI, inmatriculaciones, Franco…

¿Debe pagar la Iglesia el IBI? «Si la Iglesia tiene que pagar el IBI, también los sindicatos, también los partidos políticos, también distintas asociaciones que se dedican al servicio de los otros», responde Cañizares. «Ningún privilegio, pero tampoco perder ningún derecho».

En cuanto a las inmatriculaciones, el cardenal sostiene que «no me preocupan en absoluto, porque se ha hecho todo conforme a la ley».

En cuanto a la exhumación de Franco, Cañizares sostiene que «ha sido una polémica muy desgraciada» que «no favorece la concordia», y defiende que «el Valle de los Caídos tiene una significación por sí misma, incluso sin Franco». Pese a ello, se muestra de acuerdo en resignificar Cuelgamuros, aunque ello suponga la salida de los benedictinos. «Siempre que sea en esta lógica de concordia, de reconciliación, de perdón, de olvido de todos y de una España unida en común y adelante todos juntos, de acuerdo».

La unidad de España, ese bien moral

Y es que la unidad de España sigue siendo una de las grandes obsesiones del arzobispo de Valencia. «Hay que volver a las raíces, ser verdaderamente una España donde quepamos todos, donde colaboremos todos. Recuperar España, y hacerla grande, no en el sentido que se le daba en otros momentos, sino una España con una capacidad que no ha tenido ningún país del mundo».

«Cataluña me preocupa porque quiero mucho a Cataluña», responde Cañizares sobre el impulso independentista. Y añade, tajante, que «Cataluña no es sin España, ni España sin Cataluña, es una unidad. Y esto es un valor moral. Y eso hay que defenderlo».

Con respecto a las elecciones a la presidencia de la Conferencia Episcopal, Cañizares evita postularse, aunque se muestra dispuesto a liderar la Iglesia española. «No me apetece para nada ser presidente, pero si los obispos me votan, aceptaré», recalca, subrayando que en la Iglesia española «hace falta liderazgo. Que el presidente que elijamos se sienta libre, y que todos los que estemos su alrededor nos sintamos libres».

Sobre la pederastia en la Iglesia, Cañizares pide «ser inflexible en este tema» y «acompañar a las víctimas», y abre la puerta a que la Iglesia investigue casos del pasado, o indemnice a las víctimas. Respecto al papel de la mujer en la Iglesia, el vicepresidente del Episcopado admite que «debemos trabajar mucho más (…). La mujer debe tener un protagonismo mayor. El tema del ministerio sacerdotal, no entro en ello, pero eso no quiere decir que no se reconozca, se potencia y se fortalezca el papel de la mujer en la Iglesia».

___________

Recogemos algunas de las preguntas y respuesta textuales de esa entrevista completa publicada también por Jesús Bastante en Religión Digital:

(…)

-¿España sigue siendo católica?

Por supuesto

-¿Culturalmente o en la realidad?

Ciertamente necesitaríamos ser mejores, de acuerdo. Tendríamos que estar más presentes en la vida pública, tener más empuje evangelizador… Pero eso no quiere decir que España haya dejado de ser católica. Necesitamos más práctica dominical, también de acuerdo. Tenemos que levantar el número de practicantes los domingos. Eso no quiere decir que España no haya una raigambre católica, es algo más que cultural.

Blázquez y Cañizares

Blázquez y Cañizares

-Pero hay determinadas cosas que se daban por hecho, culturalmente hablando. La cultura religiosa se está perdiendo. El humus cultural se va perdiendo…

Vivimos en un humus cultural secularizado, y laicista incluso. Esa secularización afecta a la Iglesia. Y como decimos los obispos españoles, no hay más secularización que la secularización interna de la Iglesia. Hay que soplar esas brasas, y caminar. Hay que airearlo y darle vigor, aliento. La iglesia española necesita aire.

-Usted ha sido muy crítico con el nuevo Gobierno. ¿Qué es lo que más le preocupa del pacto Unidas-Podemos PSOE y del nuevo Gobierno?

El aspecto cultural. Buscan una nueva cultura, a una nueva visión del hombre, a un nihilismo, a un laicismo, eso es lo que más me preocupa.

-¿Qué otras cosas le preocupan? ¿La eutanasia?

Es que eso entra dentro de esa nueva visión del hombre. La eutanasia, el aborto…, lo que más me preocupa es la educación, que es donde he sido más crítico. Necesitamos hacer un gran pacto mundial por la educación. La escuela no solo sirve para transmitir conocimientos, sino para educar a la persona, formarla, darle sentido, preocuparse por el bien común, superar las diferencias. Un pacto que nos lleve a una educación para la concordia, para la memoria de futuro que tenemos que construir entre todos, no una memoria de la que tengamos que avergonzarnos. Un pacto que nos lleve a formar a nuevas generaciones para construir una nueva sociedad entre todos, en unión con todos, no separadamente.

-Y entiende que este Gobierno no va por ahí…

No lo demuestra. Y puede demostrarlo porque esto que estoy diciendo no es confesional, ni busca privilegios. Se basa en la razón

-¿Qué la parecen polémicas como la del veto parental?

No la he seguido mucho, pero creo que se ha hecho una montaña de un grano de arena. Además, creo que el pin parental tiene otra intención, que se llame la atención sobre el derecho que tienen los padres y que nadie les puede quitar. Libertad de enseñanza, libertad para elegir, también los contenidos, que sea protegido ese derecho, que es primario, anterior al Estado.

-¿Qué problema hay con una educación que enseñe la igualdad, también de género?

Todas las personas somos iguales, y eso debe formar el nuevo pacto educativo. Actualmente no son todos iguales. Hay algunos menos iguales que otros.

Antonio Cañizares

Antonio Cañizares A. Sáiz/Avan

-¿Quiénes?

Estamos haciendo una sociedad discriminada y discriminatoria. Quien está conmigo, de acuerdo; quien no está conmigo, fuera, excluido. No: para todos. No sólo hablo de España, sino de todo Occidente. ¿Qué se está haciendo con los inmigrantes que tienen que salir de sus tierras, sólo darles papeles? ¿Has escuchado alguna vez a los políticos españoles hablar de los sin papeles y de la necesidad de darles papeles? De los que vinieron en el Aquarius, la única institución que sigue trabajando con ellos es de la Iglesia, la Ciudad de la Esperanza.

(…)

-En sus dos etapas como vicepresidente de la CEE, se significó por ser un hábil negociador con el Gobierno socialista…

Esto hay que hacer ahora también. He tenido relación con todos, y con todos me he llevado bien, y me sigo llevando. Llevarse bien no quiere decir no ser libre. En aquella etapa yo era muy libre, y defendía la verdad por encima de todo. Sin embargo, me llevaba bien, se consiguieron muchas cosas. Ellos también estuvieron abiertos al acuerdo.

-Hay muchos temas alrededor de las cuestiones Iglesia-Gobierno: el IBI, las inmatriculaciones, la clase de Religión…. Todo, además, en manos de la vicepresidenta Calvo. ¿Cómo son sus relaciones?

Yo tuve relación con Carmen Calvo cuando estaba en Granada de obispo, y la relación era estupenda. Espero que siga así.

-¿Cree que se pueden llegar a acuerdos con el Gobierno en estos temas?

Por supuesto que sí. Deben llegarse, por el bien común.

-La Iglesia, ¿debería pagar el IBI?

No quiero ningún privilegio. Quiero decir: si la Iglesia tiene que pagar el IBI, también los sindicatos, también los partidos políticos, también distintas asociaciones que se dedican al servicio de los otros. Ningún privilegio, pero tampoco perder ningún derecho.

Inmatriculaciones de la Iglesia

Inmatriculaciones de la Iglesia

-¿Les preocupa que se publique el informe sobre las inmatriculaciones?

No. No me preocupa en absoluto, porque se ha hecho todo conforme a la ley. A lo mejor puede haber algún caso…pero todo se ha hecho conforme a la ley.

-Hablemos de la clase de Religión. ¿Qué opina de la reforma que prepara el Gobierno?

En este momento la clase de Religión las tienen los musulmanes, los judíos, todas las confesiones cristianas… no hay ningún privilegio para la Iglesia. Y no es en virtud de los acuerdos Iglesia-Estado, sino de la Constitución, que reconoce un derecho fundamental. En esto no vamos a negociar, sino a exigir unos derechos de los padres.

-¿Cambiaría mucho si la clase de Religión no tuviera oferta alternativa?

Cambia, porque la enseñanza de la Religión no es considerada como una enseñanza fundamental en el currículum, como establece la Constitución.

-Parece también que habrá una asignatura similar a Educación para la Ciudadanía…

No voy a hablar de pareceres. Cuando tenga los datos, hablaré, como he hecho siempre. En su tiempo, algunas propuestas se modificaron, como aquella alternativa ridícula del parchís que no se llevó a cabo. Se llegó a un acuerdo que yo creo que es satisfactorio.

-¿Cree que con este Gobierno habrá más problemas con la Iglesia, o que este Gobierno tiene alguna intención de atacar a la Iglesia?

Eso no lo sé, habría que preguntárselo a ellos, pero hay hechos que están indicando una finalidad, que es la que es, objetiva.

(…)

Print Friendly, PDF & Email

También te podría gustar...