El cardenal americano Raymond Burke aviva las tensiones con el papa con un encuentro con nacionalistas en Roma

Los críticos más duros del Papa Francisco se alinean con Trump y sus seguidores en el mundo.

Un poderoso cardenal americano opuesto al Papa Francisco se ha reunido con Matteo Salvini, nacionalista italiano de derecha y admirador de Donal Trump y de Benito Mussolini.

Este encuentro entre el Cardenal Raymond Burke y Salvini, dirigente de la Liga Norte, demuestra que las intensas divisiones entre los tradicionalistas y el Papa están tomando cada vez más un cariz político. Los aliados del Papa Francisco en la Iglesia, que apoyan su mensaje de inclusión y ayuda a los inmigrantes, se han pronunciado en contra de la prohibición de viajar formulada por el presidente americano para los refugiados e inmigrantes de países de mayoría musulmana. El cardenal Joseph Tobin de Newark (New Jersey), recientemente nombrado por Francisco, ha definido la orden ejecutiva de Trump como “lo contrario de lo que significa ser americano”. Tobin ha sugerido también que Trump es un estafador.

En el mismo momento, los más duros críticos de Francisco se están alineando con el nuevo presidente Republicano y con sus seguidores en el mundo, incluido Savini.

Burke, que es uno de los cuatro cardenales que firmó una carta abierta dirigida a Francisco el año pasado cuestionando las nuevas directrices que permiten a los sacerdotes decidir si los creyentes divorciados y vueltos a casar pueden recibir la comunión, hizo el elogio de Trump después de su elección en Noviembre. Afirmó que esta elección representaba una clara victoria para las causas providas y que el presidente de los EEUU se estaba rodeando de “muy buenos consejeros”.

“No pienso que el nuevo presidente esté inspirado por el odio en su tratamiento del problema de la inmigración”, dijo Burke al National Catholic Register, una publicación católica conservadora. Añadió: “La Caridad es siempre inteligente; exige saber : ¿quienes son exactamente estos inmigrantes? ¿Son realmente refugiados? Y ¿Qué comunidades pueden apoyarles?”

Durante las elecciones de 2016, Francisco criticó el proyecto de trump de construir un muro en la frontera entre Estados Unidos y México, y declaró que cualquier persona que apoyase tales políticas “no era cristiana”.

El encuentro entre Burke y Salvini se celebró presuntamente el pasado jueves en la casa de Burke en el Vaticano y duró hora y media, según una información de Francesco Grana, periodista en el Vaticano.

Una portavoz de Salvini declinó comentar si este encuentro se había celebrado. Sin embargo confirmó la presencia de Salvini en el Vaticano aquel día. Un portavoz del Papa se negó a contestar a preguntas sobre este tema. Es muy poco habitual que un alto clérigo americano celebre un encuentro con el jefe de un partido político italiana.

Salvini expresó abiertamente su desprecio por el Papa Francisco cuando este último habló de la necesidad de que Italia y los demás países del mundo acojan a cientos de miles de refugiados y migrantes huyendo de la guerra y de la pobreza. En 2015, cuando Francisco dijo que los países que “cierran sus puertas” a los refugiados que buscan un asilo seguro en Europa deberán pedir perdón a Dios, Salvini respondió en un programa de radio que no necesitaba el perdón de Dios. Acusó también al Papa de prestar  un flaco servicio a los católicos, al promover el diálogo con los musulmanes.

El encuentro con Salvini puede ser la manera encontrada por Burke – cabeza no oficial de los elementos más conservadores y tradicionalistas dentro de la iglesia católica romana – de mandar un mensaje. En efecto, las próximas elecciones italianas podrían convocarse este verano. Salvini tiene por ahora el apoyo del 13% del electorado italiano; une rencontre entre Burke y el líder de la derecha puede ser un intento de Burke de impulsar al electorado conservador  a apoyar la Liga Norte con su voto.

El Papa Francisco sustituyó la semana pasada a Burke en su papel de enviado especial en el tenso conflicto que le opuso a los Caballeros de Malta, conflicto que se terminó con la expulsión del jefe de la orden. El Papa Francisco nombró un nuevo delegado papal como único responsable de la comunicación entre el Papa y la orden católica, condenando a Burke, que había desempeñado este papel hasta este momento, a la irrelevancia.

Docenas de misteriosos carteles aparecieron en Roma el sábado, representando un Papa amenazador con la pregunta “¿Dónde está tu piedad?”. Estos carteles, no firmados, aludían también a la “decapitación “ de los Caballeros de Malta. Los carteles, calificados de “ilegales”, fueron quitados por la policía.

________

Traducción Loren Arseguet

Print Friendly, PDF & Email

También te podría gustar...