El candidato del PAN en las elecciones presidenciales de México busca el voto católico; se reúne con obispos, se opone al aborto y evita el matrimonio igualitario

El inicio de las campañas electorales rumbo a las elecciones de este 1 de julio ha colocado en el centro del debate, entre otros temas, al matrimonio igualitario, la adopción de menores de edad por parte de parejas del mismo sexo y el aborto, por considerarse temas controvertidos que dividen a la población e involucran el respeto de la ley y el reconocimiento de los derechos humanos.

En esta contienda electoral, los candidatos han dejado en claro, y no tanto, sus posturas frente a estos temas no solo con sus declaraciones, sino con sus acciones; tal es el caso de José Antonio Mead, quien se reunió con un grupo de integrantes del Frente Nacional por la Familia, organización conservadora que se opone a los derechos LGBT y de las mujeres; o de Ricardo Anaya, quien este jueves se reunió en privado con un grupo de 150 obispos del Episcopado Mexicano en la Casa del Lago, ubicada en Cuatitlán Izcalli, Estado de México, con el fin de discutir la participación de las iglesias en el proceso electoral.

La reunión con los obispos se enmarcó en la estrategia del panista en busca de “obtener el voto católico” del país, tal como lo admitió en una entrevista realizada tras finalizar un encuentro en el Instituto Tecnológico Autónomo de México (ITAM). El panista calificó como positiva la iniciativa de los obispos de reunirse con los candidatos presidenciales.

“Por supuesto, nosotros vamos a buscar el voto de todas las ciudadanas y de los ciudadanos…. He manifestado también mi profundo respeto a la libertad religiosa y he agradecido muchísimo esta oportunidad de diálogo con los integrantes de la Conferencia del Episcopado Mexicano que, por su labor pastoral, están muy cerca de la gente, conocen de primera mano las necesidades del pueblo de México”, señaló el panista.

Durante los interrogatorios sobre si los obispos le habían pedido dar su postura sobre el matrimonio gay y el matrimonio entre personas del mismo sexo, el panista evitó posicionarse y respecto al tema se limitó a decir que “sus posiciones son públicas ya están en las plataformas de los partidos aliados”.

Tras la reunión con los obispos, este jueves fueron convocados los voceros de los candidatos presidenciales para debatir en el programa “Si me avisan no vengo”, conducido por Joaquín López Doriga. En la emisión cada uno de los voceros expresó las posiciones de los candidatos presidenciales respecto a diversos temas.

En representación de Ricardo Anaya participó Fernando Rodríguez Doval, politólogo y exdiputado, quien al ser cuestionado sobre las posturas del expresidente nacional del Partido Acción Nacional sobre el matrimonio igualitario, adopción homoparental y aborto, intentó evadir cualquier tipo de posicionamiento a favor o en contra de las uniones homosexuales, a la vez que abiertamente señaló que Anaya estaba en contra del aborto.

“Primero, es un tema del ámbito local, no del federal; segundo, nosotros como Frente hemos sido muy claros en esos temas en los que no hay coincidencia entre los partidos que conformamos en Frente, cada partido en su momento y en su caso votará. Ricardo Anaya está a favor de que se respete lo que ha establecido la Suprema Corte, es un tema que de momento está resuelto por la Suprema Corte que es mantener el estatus que en este momento tiene esta legislación”, Rodríguez Doval.

Tras su respuesta ambigua, López Doriga lo presiona para que dé una postura y no una respuesta confusa: “No estoy preguntando si está a favor de lo que dice la ley o lo que dice la Corte, no tiene de otra”, señala el periodista.

“(Ricardo Anaya) está a favor de respetar lo que estableció la suprema corte, que son constitucionales”, insiste Rodríguez Dovan.

Finalmente y tras la continua presión de López Doriga, Fernando Rodríguez dice: “(Ricardo Anaya) está en contra de cualquier tipo de discriminación”.

En cuanto al matrimonio igualitario, Rodríguez señala que la postura de Anaya es similar a la que plantearon el vocero de José Antonio Meade, Javier Lozano, y el vocero de Margarita Zavala, Jorge Camacho, quienes dijeron estar en contra del aborto a excepción de cuando la vida de la mujer corra peligro, haya violación o el producto tenga una malformación.

“En cualquiera de esos tres casos estamos totalmente de acuerdo… Un aborto indiscriminado, la verdad es que es una cuestión diferente”, explicó Javier Lozano, respuesta a la que se suscribieron Camacho y Rodríguez.

Por su parte, Mario Delgado, vocero de Andrés Manuel López Obrador, dijo que el morenista estaba a favor de las uniones entre personas del mismo sexo, de las adopciones por parte de las parejas conformadas por personas del mismo sexo y de la interrupción del embarazo.

“Está a favor del logro de la Ciudad de México”, señaló Delgado en referencia al reconocimiento de los derechos de las personas LGBT y la legalización de la interrupción legal del embarazo, temas que fueron aprobados en la administración del Marcelo Ebrad como jefe de Gobierno de la ciudad y quien ahora forma parte del equipo de Andrés Manuel López Obrador.

Con información de Proceso y Noticieros Televisa.

Print Friendly, PDF & Email

También te podría gustar...