El cáncer, otra «forma de justicia» para el arzobispo de Bruselas

Explica sus palabras sobre la «justicia» de contraer sida poniendo como ejemplo a los fumadores que desarrollan tumores y considera sus opiniones «respetables»

El arzobispo de Bruselas-Malinas, André-Joseph Leonard, ofreció hoy una rueda de prensa para explicar que sus palabras sobre el sida – en las que consideró la enfermedad "una especie de justicia inmanente- han sido "mal comprendidas". En caso es que sus explicaciones han sido aún peores.

Leonard, la máxima autoridad de la Iglesia católica en Bélgica, asegura ahora que se refería sólo a personas que han mantenido relaciones sexuales de riesgo y sin control pero no personas que adquirieron el virus del sida por transfusiones o a niños de madres seropositivas, con lo cual acota la "justicia".

Además hizo una curiosa explicación: en su opinión si alguien fuma o se bebe alcohol de forma exagerada se puede adquirir cáncer, lo que también sería "una forma de justicia inmanente".

"Hay consecuencias derivadas de nuestros actos", insistió el arzobispo, quien también apuntó a que en el libro hay otra frase suya que reza que las personas con sida "merecen todo el respeto y no deben ser objeto de discriminación". El prelado insistió en que sus manifestaciones son "honorables y respetables".

En cambio, algunas de las reacciones de responsables políticos las califican de "innobles", "nauseabundas" u "homófobas".

El arzobispo también recordó que el libro en cuestión -una actualización en lengua flamenca de la obra "Monseñor Leonard: Conversaciones"- fue publicada en francés en 2006, cuando él era solamente obispo de Namur, y que entonces no hubo reacciones negativas.

"Hace cuatro años que el libro apareció sin que generara emociones", lamentó Leonard, de 70 años, un filósofo y teólogo considerado de gran preparación intelectual y también de ideología conservadora.

Leonard ofreció hoy esta conferencia de prensa para intentar frenar la polémica generada, que le ha valido duras críticas de organizaciones sociales y de responsables políticos de las cuatro esquinas del país.

Print Friendly, PDF & Email

También te podría gustar...